Indígenas aislados están envenenados con mercurio en la Amazonía peruana

El Ministerio de Salud de Perú tiene evidencia de que el pueblo Nahua, uno de los pueblos en aislamiento voluntario de ese país, está seriamente intoxicado, pero no han publicado oficialmente esta información.

El pueblo Nahua habita al sur de Perú. En los ochenta, trabajadores de Shell hicieron contacto inicial. Las infecciones respiratorias que los sistemas inmunes de los Nahua no pudieron contrarrestar mataron a la mitad de la población. Survival International

Los Nahua, un grupo indígena de la Amazonía que vive en una de las zonas más remotas de las selvas peruanas está siendo golpeado por una epidemia de envenenamiento por mercurio. Según reporta The Guardian, este grupo indígena vive en la Reserva Kugapakori, Nagua, Nanti y otras reservas forestales al sudeste de Perú creadas específicamente para los indígenas en “aislamiento voluntario”, como los Mascho Piro (la que es considerada la tribu aislada más numerosa del mundo) o los pueblos en "contacto inicial", como los Nahua. 

Estos pueblos se internaron en las selvas hace muchos años para escapar de los misioneros, las caucherías o de guerras entre grupos indígenas, y en algunos casos, no hacen contacto ni siquiera con indígenas vecinos. Los Nahua tuvieron su primer contacto con el mundo de los “blancos” en los ochenta, lo que resultó en la muerte del 50% de su población gracias a enfermedades respiratorias e infecciones que sus sistemas inmunológicos no pudieron resistir. Sin embargo, se consideran un pueblo en “contacto inicial”.

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Perú, el reporte “Análisis de Situación de Salud del Pueblo Nahua de Santa Rosa de Serjali” data de 2015 a 2017. El informe fue filtrado por el diario británico The Guardian.

De acuerdo con el reporte, las autoridades de salud fueron alertadas de la crisis del mercurio en los Nahua por primera vez cuando un bebé de 6 meses, inicialmente diagnosticado con neumonía, fue ingresado a una clínica privada en Lima, en noviembre de 2014. El bebé tenía una severa anemia y su sangre (y la de su maMÁ) estaban contaminadas con mercurio.

En septiembre de 2015, el Ministerio de Salud visitó el pueblo de los Nahua, y tomaron 150 muestras de orina (casi la mitad de la población): el 78% arrojó “altos niveles de mercurio”. Una niña de 14 años tenía 96.57 partes por millón (ppm), cuando entidades como la Organización Mundial de la Salud y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos recomiendan que no sean superiores a 1 ppm. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la presencia de mercurio en el mundo ha aumentado tres veces desde la época preindustrial, y es uno de los 10 químicos más preocupantes para la salud pública”, particularmente “una amenaza para el desarrollo en el útero y los niños”. “Los resultados son extremadamente preocupantes y son un serio riesgo para las personas viviendo en Santa Rosa”, dice el informe de 171 páginas.

¿De dónde viene el mercurio?

La fuente de la intoxicación no se conoce, pero el informe presenta varias posibles explicaciones: una es el consumo de pescado contaminado con mercurio, otro es el proyecto de extracción Camisea, uno de los yacimientos de gas más importantes de Latinoamérica, en Cuzco.

El reporte cita el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP): “El mercurio está presente en casi todos los combustibles fósiles, incluidos gases y sedimentos rocosos y estratos (…) La extracción o quema de combustibles fósiles "contribuye significativamente a la liberación de mercurio en el medio ambiente mundial”.

En el proyecto de Camisea se ha confirmado la presencia de mercurio, y a pesar de la planta de procesamiento instalada para procesar el metal, el Ministerio de Salud asegura que no ha podido acceder a la información que tiene el Ministerio de Energía y Medio Ambiente sobre los niveles de captura de la planta.

Otra posible explicación que es mencionada pero descartada, es el uso de mercurio para la explotación aurífera. Los satélites no muestran evidencia de minas de oro, sin embargo, la relativa cercanía de las reservas Nahua con las minas de la selva de Madre de Dios puede causan una epidemia de intoxicación crónica por mercurio entre la población.

El reporte urgió al gobierno peruano para investigar sobre las emisiones de mercurio de Camisea, y a conducir varios estudios para monitorear y encontrar el origen del mercurio que está intoxicando a gran parte de los Nahua.

¿Por qué el reporte estaba oculto?

La versión filtrada por The Guardian fue escrita en 2015 y sería impresa en mayo de 2017, pero la ministra de salud, Patricia Jannet García, dejó su posición en septiembre. Según un indígena Nahua le dijo a The Guardian, las autoridades de salud no han vuelto desde marzo del año pasado, y solo les dijeron que durmieran bien, no bebieran alcohol, y que todo era por el consumo de peces contaminados.  

En 2016, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) acusó al gobierno peruano de “encubrir” la información y le demandó publicar el documento, sin éxito. “El 80% de la población nahua está seriamente enferma”, dijo AIDESEP en uno de las seis reportes que le envió a las Naciones Unidas, urgiendo proteger a los Nahua del mercurio.

De acuerdo con sus denuncias, pueblos en aislamiento voluntario en áreas aún más remotas de la Amazonía peruana podrían estar intoxicadas. Solo entrar a medir los niveles de mercurio sería fatal para estos grupos, además de una afrenta a su decisión de mantenerse aislados.

La explicación más polémica sin duda es Camisea, manejado por la empresa Pluspetrol. El proyecto precipitó el contacto inicial con los Nahua entre los ochenta y los 2000, y desde entonces el Ministerio de Cultura (la entidad peruana encargada de proteger a los pueblos en aislamiento voluntario y contacto inicial); el Ministerio de Salud; la AIDESEP y otras entidades han advertido sobre el nivel de contaminación en este grupo indígena.

A la reducción del 50% de su población en el contacto con los "blancos", hace cuarenta años, se le suma esta intoxicación. Dos hombres Nahua, en sus veinte, murieron recientemente por tuberculosis pulmonaria, posiblemente consecuencia de la contaminación por mercurio.

*Infoamazonia es una alianza periodística entre Amazon Conservation Team, Dejusticia y El Espectador.