Infidelidad masculina después de tragos podría tener explicación biológica

Un estudio con ratones de la pradera, a los cuales se les suministraba dosis de vodka, reveló que las hembras se portan de manera más afectiva, mientras que los machos optan por relacionarse con varias hembras.

Cientificos de la Oregon Health and Science University de Portland, EE.UU, realizaron un estudio con ratones de la pradera, animales conocidos por ser monógamos toda su vida, con el cual lograron concluir que la infidelidad masculina podría tener una explicación biológica.

De acuerdo a los investigadores, los roedores se comportan según su sexo cuando están pasados de copas. Las hembras se portan más sociables y cariñosas, mientras que los machos huyen de su pareja y buscan otras hembras.

El estudio se basó en suminístrale a algunos ratones agua y a otros agua con vodka y dejarles solos durante un día. Después fueron presentados con un nuevo grupo de roedores, notándose que los ratones que no habían ingerido alcohol prefirieron permanecer junto a su pareja, alejándose de los nuevos. Por su parte los ratones alcoholizados se alejaron de sus parejas y demostraron mayor interés en las nuevas hembras.

Otra de las conclusiones que arrojó este estudio, es que el alcohol afectó los sistemas neuropéptidos ubicados en el cerebro, los cuales influyen en la ansiedad y las habilidades sociales.