Internet para detectar cáncer

Con la información de motores de búsqueda, ingenieros de Microsoft creen que es posible detectar de forma temprana pacientes con cáncer de páncreas, uno de los más mortales.

Eric Horvitz (foto) y Ryen White, de Microsoft, desarrollaron el método para detectar pacientes a través de internet.  / EFE
Eric Horvitz (foto) y Ryen White, de Microsoft, desarrollaron el método para detectar pacientes a través de internet. / EFE

 

El multimillonario y genial Steve Jobs, fundador de Apple, sucumbió por un cáncer de páncreas. Nada pudieron hacer él y sus médicos frente a uno de los tumores más agresivos que existen, capaces de pasar de la etapa I a la IV en tan sólo un año. Las posibilidades de sobrevivir cinco años después del diagnóstico rondan el 4 % de los pacientes.

Curiosamente, una luz de esperanza en la batalla contra este cáncer podría estar escondida en el mundo digital que Steve Jobs ayudó a crear. Dos investigadores de Microsoft, Eric Horvitz y Ryen White, con el apoyo de un estudiante de la Universidad de Columbia, John Paparrizos, acaban de publicar un artículo en la revista Journal of Oncology Practice, en el cual demostraron que, analizando grandes cantidades de datos en buscadores de internet, podría ser posible detectar personas que presenten síntomas asociados a este tipo de tumor.

“Nos preguntamos si escuchando las preguntas de las personas en internet era posible detectar evidencia o una clave de que algo estaba ocurriendo”, comentó el investigador Horvitz al periódico The New York Times.

La estrategia que se plantearon consistió en, primero, identificar todas las búsquedas realizadas por usuarios del buscador Bing (de Microsoft) relacionadas con cáncer de páncreas.

Hecho este trabajo, el segundo paso consistió en remontarse en el tiempo para ver qué habían buscado esos mismos usuarios. Esto bajo la premisa de que allí podrían estar las primeras señales de síntomas emergentes de la enfermedad, como dolor en la espalda, malestar abdominal, pérdidas inexplicables de peso o apetito, heces de color claro, rasquiña generalizada, orina oscura y color amarillo en la piel. También buscaban factores de riesgo relacionados con la raza, la edad, la historia familiar, y eventos previos, como pancreatitis.

Los resultados no son una panacea, pero indican algo interesante: a través de un algoritmo fue posible identificar entre el 5 y el 15 % de los pacientes cinco meses antes del diagnóstico. Y algo importante: con una baja tasa de falsos positivos. Tan sólo un caso de cada 100.000 fue declarado cáncer sin serlo. Esto es importante porque evitaría asustar a alguien que no esté en bajo riesgo e incrementar costos al sistema de salud en exámenes para descartar la enfermedad.

“Las señales en los motores de búsqueda demuestran las posibilidades de predecir un diagnóstico de adenocarcinoma pancreático a partir de las combinaciones de señales reveladas en las búsquedas de los usuarios”, anotaron los investigadores.

¿Cuál podría ser el siguiente paso? Una posibilidad sería que en el futuro un usuario autorice el seguimiento de sus búsquedas y se suscriba a un monitoreo de su salud online. Pero por ahora no es más que especulación.

No es la primera vez que la medicina y la informática convergen. En 2009, Google publicó un trabajo con el que intentaba detectar epidemias de gripe a partir de las búsquedas de sus usuarios. Y más adelante, en 2013, otro grupo de Microsoft aplicó el análisis masivo de datos para sacar a la luz posibles efectos adversos de medicamentos desapercibidos por agencias oficiales.

Temas relacionados