Invima desmiente que exista un lote de diclofenaco "contaminado"

El Instituto advirtió que sí se han registrado cinco casos de fascitis necrotizante o Síndrome de Nicolau en los últimos días. Sin embargo, aclara que no hay evidencia, hasta el momento, que vincule estos efectos adversos con la aplicación del medicamento.

La necrosis está más asociada a la técnica de la inyección que al medicamento que se suministra.Pixabay

En días recientes a algunas personas les llegó un mensaje de whatsapp advirtiendo que en Colombia había lotes de diclofenaco contaminado, por lo que algunos pacientes que se inyectaron el medicamento tuvieron efectos adversos. La burbuja, además, se hizo más grande al conocerse una supuesta circular emitida por el Ministerio de Defensa Nacional solicitando que en las Fuerzas Militares se abstuvieran de formular diclofenaco inyectable hasta que el Invima no se pronunciara al respecto.

Como sucede con muchos de los mensajes que viajan sin autor, de celular a celular, esto se podría tratar de una alarma falsa. En realidad, esto es lo que ha dicho el Invima.

En principio, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos aclara que efectivamente, entre el 14 de septiembre y el 1 de noviembre de este año se han reportado cinco casos de fascitis necrotizante o Síndrome de Nicolau en pacientes que recibieron diclofenaco intramuscular. Un caso en cada uno de estos lugares:  Armenia, Montenegro, Pereira, Cartagena y Pasto. Sin embargo, la Institución advierte que ningún medicamento aplicado vino del mismo lote o lugar de administración, por lo que “no es posible concluir hasta el momento que los eventos adversos estén asociados al uso del principio activo diclofenaco o de ciertos lotes de un(os) producto(s) específico(s)”.

Además, recuerda que los cinco pacientes recibieron otros medicamentos intramusculares, los cuales, en general, pueden generar como efecto adverso el Síndrome de Nicolau. Un síndrome raro que se presenta como complicación a inyecciones intramusculares, arteriales y subcutáneas, y que pueden generar daños en el tejido tisular, como necrosis en la piel. “Este evento adverso es imprevisible y se ha asociado a la técnica de inyección”, aclara el Instituto.

“El Invima continúa investigando los casos reportados y seguirá realizando las acciones de Inspección Vigilancia y Control de manera conjunta con las direcciones territoriales de salud y los titulares de registro sanitario. Cualquier información adicional será comunicada de forma oportuna”, continua el comunicado. 

En caso de que conozca un caso similar, repórtelo al Invima de a siguiente manera: identificación del paciente, medicamento involucrado, lote, registro sanitario reportado en la etiqueta y evento presentado, a través de la plataforma web, línea telefónica 2948700 ext.: 3921, 3847, 3916 o al correo electrónico [email protected]