Israel anunció que encontró un "modo de neutralizar el coronavirus"

Noticias destacadas de Salud

El Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBR) anunció que desarrolló un anticuerpo que neutraliza el coronavirus (SARS-COV-2) en pacientes infectados. No se ha probado fuera del laboratorio.

El Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBR) dijo el martes que completó un "desarrollo científico innovador" hacia un posible tratamiento para COVID-19 basado en un anticuerpo que neutraliza el SARS-CoV2, el coronavirus que causa la enfermedad.

El Ministro de Defensa israelí –al que está adscrito el IIBR, uno de los laboratorios con más experiencia en defensa frente a armas biológicas–hablando en nombre del instituto, enfatizó que este logro podría convertirse en un tratamiento para los pacientes con COVID-19, pero que no es una vacuna. De acuerdo con EFE, en marzo, el diario Haaretz publicó que este centro había logrado serios avances en su búsqueda de una vacuna, pero Defensa emitió un desmentido y aseguró que se informaría cuando así fuese.

De acuerdo con el medio Times of Israel, este desarrollo no sería útil en la creación de una vacuna, sino que sería un paso hacia un tratamiento farmacológico para aquellos que ya han contraído la enfermedad. El anticuerpo aún no se ha probado fuera de una placa de Petri. La siguiente fase consiste en un largo proceso de ensayos preclínicos en animales, seguido de ensayos clínicos. Este período permite una caracterización completa de los efectos secundarios y una mejor comprensión de cómo se ven afectadas las diferentes poblaciones.

El laboratorio fue el primero en el mundo en alcanzar tres hitos principales: encontrar un anticuerpo que destruya el virus; que se dirige específicamente a este coronavirus; y eso es monoclonal, carece de proteínas adicionales que pueden causar complicaciones a los pacientes, dijo el Ministerio de Defensa Israelí a través de Twitter. 

El profesor Shuki Shemer, jefe del Centro Médico Assuta de Israel y ex director general del Ministerio de Salud, dijo a Israel Times:  "Han producido un anticuerpo que neutraliza el virus", dijo, aunque "todavía hay un largo camino por recorrer en términos de pruebas y aprobación".

De acuerdo con el medio Haartez, en enero, China lanzó la secuencia genética del virus en bases de datos científicas abiertas para que los institutos de investigación y las empresas comerciales pudieran tratar de desarrollar tratamientos y vacunas sin necesidad de obtener muestras.

Alrededor de un mes y medio después de la publicación de la secuencia genética, la empresa de biotecnología Moderna, Inc., con sede en Boston, Massachussets, anunció que había completado el desarrollo de una posible vacuna contra el coronavirus. Inmediatamente después, la vacuna se envió al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, con ensayos clínicos, que incluirán hasta 25 participantes de salud, para comenzar en abril y finalizar en el verano. Cualquier vacuna de Israel también tendrá que pasar por un proceso similar o incluso más estricto antes de ser aprobada para su uso.

Según EFE, el IIBR está preparando el registro de la patente y que próximamente contactará a farmacéuticas para producirlo a escala comercial. Justo hoy, varios científicos del mundo lanzaron una petición mundial para que cualquier vacuna o tratamiento que se desarrolle para el coronavirus sea de dominio público: "La búsqueda de una nueva vacuna es un proceso largo (el tiempo establecido es aproximadamente de 18 meses en el caso de la pandemia actual, lo que ya supondría un récord absoluto de rapidez). Esta investigación es cara. Muchos laboratorios comerciales que participan en la investigación esperarán un alto retorno por su inversión. Necesitamos encontrar una fórmula que ofrezca un retorno justo a cambio de que la vacuna sea de dominio público. Esto es lo más importante: que los resultados de la investigación sean de dominio público, de forma que la vacuna pueda ser producida por cualquiera bajo una estricta supervisión internacional.

La financiación puede ser asumida, con apoyo privado y público, por gobiernos individuales o grupos de gobiernos, fundaciones, filántropos y organizaciones globales, como la OMS.
Pero hay que resolver un aspecto ético de vital importancia: ¿qué beneficio extraordinario debe corresponderle a un laboratorio o a un investigador por descubrir un medicamento que salva vidas y que todas las personas del mundo entero necesitan?
", escriben. 

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

IsraelCoronavirus
Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.