“Los beneficios de la vacuna AstraZeneca en prevenir COVID-19 son mayores a sus riesgos”: EMA

Noticias destacadas de Salud

La Agencia Europea de Medicamentos explicó que la aparición de trombos es un efecto secundario raro e inusual.

Durante una esperada rueda de prensa la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) confirmó que los beneficios de la vacuna AstraZeneca en prevenir el COVID-19 superan los riesgos de sus posibles, pero inusuales efectos secundarios. (Le puede interesar: Vacunas AstraZeneca en Cartagena podrían perderse gracias a la desinformación)

“Los coágulos de sangre inusuales con niveles bajos de plaquetas deben incluirse como efectos secundarios muy raros de Vaxzevria (antes vacuna COVID-19 AstraZeneca)”, es lo primero que advierte el comunicado.

Para llegar a esta conclusión, el equipo acudió a toda la evidencia disponible, incluyendo un grupo de médicos y expertos externos, entre los que se encontraban hematólogos, neurólogos y epidemiólogos.

“La EMA recuerda a los profesionales de la salud y a las personas que reciben la vacuna que estén al tanto de la posibilidad de que ocurran casos muy raros de coágulos sanguíneos combinados con niveles bajos de plaquetas en la sangre dentro de las 2 semanas posteriores a la vacunación. Hasta ahora, la mayoría de los casos notificados han ocurrido en mujeres menores de 60 años dentro de las 2 semanas posteriores a la vacunación. Según la evidencia actualmente disponible, no se han confirmado factores de riesgo específicos”, explican. (Le puede interesar: (Le sugerimos: OMS recomienda la vacuna AstraZeneca)

El Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) de la EMA encontró que los coágulos de sangre se produjeron en las venas del cerebro (trombosis del seno venoso cerebral) y del abdomen (trombosis de la vena esplácnica) y en las arterias, junto con niveles bajos de plaquetas en sangre y, a veces, sangrado. Información que obtuvo tras hacer una juiciosa revisión en profundidad de 62 casos de trombosis del seno venoso cerebral y 24 casos de trombosis de la vena esplácnica notificados en la base de datos de seguridad de medicamentos de la UE (EudraVigilance) al 22 de marzo de 2021.

Una de las posibles hipótesis que existen sobre por qué se darían estos casos, es una respuesta inmune similar a la que ocurre en pacientes tratados con heparina (trombocitopenia inducida por heparina, HIT). Por esto, el PRAC dice que continuará investigando el tema.

Sin embargo, todos estos datos no indican que la vacuna no sea segura ni que las personas no se la deban poner. “El COVID-19 está asociado con un riesgo de hospitalización y muerte. La combinación informada de coágulos sanguíneos y plaquetas bajas en sangre es muy rara, y los beneficios generales de la vacuna para prevenir COVID-19 superan los riesgos de efectos secundarios”, reiteró EMA.

“Se trata de una de las cuatro vacunas autorizadas en la Unión Europea para proteger contra COVID-19. Los estudios demuestran que es eficaz para prevenir la enfermedad. También reduce el riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19”, continuaron. “Al igual que con todas las vacunas, la EMA continuará monitoreando la seguridad y eficacia de la vacuna y brindará al público la información más reciente”.

Para seguir aplicando la vacuna de AstraZeneca con más seguridad, la EMA recomendó estar atento a síntomas como dificultad respiratoria, dolor de pecho, hinchazón de las piernas, dolor abdominal persistente, dolores de cabeza intensos, visión borrosa o pequeñas manchas de sangre debajo de la piel distinto al lugar de la inyección. (Lea también: Minsalud asignó 244.800 dosis de la vacuna de AstraZeneca)

Comparte en redes: