La historia de la joven de 21 años que encontró 40 hermanos del mismo donante de esperma

Se llama Kianni Arroyo y desde hace cinco años decidió buscar los orígenes de su papá.

Kianni Arroyo con una de sus medias hermanas. Captura de pantalla de Instagram

Kianni Arroyo es hija de la inseminación artificia. El vínculo que comparte con su papá, aparte de su herencia genética combinada con la de su mamá, son 41 hermanos que también llegaron al mundo siendo hijos de un donante de esperma. 

La joven de 21 años, desde sus 16, decidió indagar sobre su papá y sus orígenes. Sus hallazgos la llevaron a encontrar que es la mayor de, hasta ahora, 41 personas que nacieron, al igual que ella, gracias a un solo donante. 

"Mi nombre es Kianni y soy producto de la concepción a través de la donación de esperma. Tengo heterocromía (anomalía en los ojos en el que cada iris tiene un color diferente) y soy la primera que nació de más de 40 medios hermanos alrededor de todo el mundo y esta es mi historia", escribió la joven en julio de 2017 cuando decidió compartir fotos de sus hermanos que encontró en su búsqueda por indagar más acerca de su padre. 

Entre sus hallazgos encontró que tiene cuatro grupos de hermanos gemelos, la más pequeña de los 41 hijos del mismo donante de sangre tiene apenas cinco meses, los países en donde viven cada uno de ellos son Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia; y a pocas horas donde reside está ubicada una de sus parientes. 

La historia de Kianni, aunque resulta sorprendente, es un caso que le puede ocurrir a cualquier hijo de un donante de esperma. Por ejemplo, si en Bogotá nace un bebé en estas condiciones, tiene la probalidad de encontrar hasta otros 25 hermanos medios; caso contrario a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Suecia, que no tienen un límite de hijos por donante. (Lea: Los papás anónimos)

La curiosidad de Kianni es, por lo general, una constante de los nacidos con este método. Una madre con su hijo, que nació gracias a este método de fertilización, creó en Estados Unidos el  portal web Donor Sibling Registry (DSR) que ayuda a que los hijos de donantes de esperma alrededor del mundo se encuentren. La plataforma existe desde el 2000, cuenta con más de 51.000 mimebros y ha conectado a más de 13.500 hermanos y padres biológicos. 

De acuerdo a muchas clínicas de donación, el contacto entre donante e hijo solo se puede hacer una vez que este último cumpla los 18 años y haga una solicitud, anónima, para conectarse con el padre si este acepta hacerlo.

Este es el caso colombiano, pero, en Alemania desde 2017, a través de una sentencia fallada a favor de una joven nacida con este método, se obligó crear un registro nacional de donantes con nombre, apellido, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad y dirección. 

La donación de semen, como su nombre lo dice, es la decisión voluntaria de los hombres de regalar su esperma sin recibir una retibución a cambio. En Colombia está prohibida la venta de esta sustancia y los aspirantes que quieran hacerlo, deben pasar por un proceso exigente para convertirse en donantes y lo único que recibirán en medio del proceso es un subsidio por los costos ocasionados por la donación. (Lea: Usar en exceso a mismo donante de semen aumenta riesgo de incesto)

Esta moderna forma de concebir hijos y los riesgos que han advertido los científicos de aumentar los riesgos de la transmisión de enfermedades sexuales e incesto, inspiró el filme canadiense Starbuck y el remake de Hollywood Delivery Man, que cuenta la historia, basada en hechos reales, de un donante de semen que tuvo 553 hijos y decide salir a su encuentro. 

Es de esperar entonces que Kianni Arroyo siga recopilando fotos en su cuenta de Instagram @donor_siblings de sus hermanos medios que recién descubre. Una teoría muy probable de que siga encontrando parientes es que ella vive en Estados Unidos, uno de los pocos países donde ser donante de semen es un buen método para que los hombres ganen dinero.