La nueva estrategia para vigilar los compromisos de la industria de las gaseosas

De ahora en adelante el Icontec será la entidad que verificará que la industria de bebidas cumpla los compromisos de autorregulación que prometió en 2016 y que, hasta el momento, parecen no cumplir a cabalidad.

En 2016 la industria de bebidas azucaradas se comprometió a cumplir una serie de compromisos de autorregulación tras un intenso debate sobre si este sector debía o no pagar más impuestos. Pxhere

Este lunes 2 de septiembre los representantes de la industria de bebidas, en compañía del ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, adquirieron un nuevo compromiso: de ahora en adelante el Icontec será la entidad encargada de verificar que las promesas de autorregulación que hicieron en 2016 se cumplan en realidad. (Lea El cáncer podría convertirse en la principal causa de muerte en el mundo)

La presentación de la nueva norma fue hecha por el director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI, Luis Felipe Torres; el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master; los presidentes y representantes de Bavaria, Postobón, Coca- Cola Company, Coca-Cola FEMSA, PepsiCo, Redbull y Monster; y director ejecutivo del ICONTEC, Roberto Enrique Montoya Villa.  (Lea La preocupación de 40 académicos por el pacto del Gobierno con la industria de alimentos procesados)

Según Montoya, “elevar los compromisos de autorregulación a Norma Técnica de Empresa es un gran paso para la industria de bebidas pues esto les permite estandarizar el cumplimiento de sus cinco compromisos de autorregulación y establecer un proceso de verificación. Cabe destacar que este es uno de los primeros casos donde una industria solicita a ICONTEC que verifique compromisos voluntarios”. (Lea Una hormona no autorizada para bajar de peso)

Los cinco puntos a los que se refiere Montoya fueron establecidos hace tres años, luego de que el país viviera un intenso debate a raíz de la propuesta de poner impuestos a las bebidas azucaradas. Entonces, esta industria prometió, entre otras cosas, cambiar el etiquetado por uno con mayor información sobre sus productos; variar los tamaños de los artículos; no presentar comerciales de bebidas azucaradas cuando la audiencia infantil, en el caso de la televisión, supere el 35%, y evitar vender en los colegios gaseosas, tés, bebidas energizantes y refrescos saborizados. Únicamente productos con verdadera fruta.

Sin embargo, como lo reveló hace unos meses una investigación de Dejusticia, liderada por Valentina Rozo, no todos estos compromisos se cumplen a cabalidad. Tras entrevistar a rectores y administradores de tiendas de 21 escuelas de todos los estratos en Bogotá y observar los mecanismos de publicidad usados por algunas compañías, concluyó que algunas promesas solo se quedaron en el papel.

“En general, los entrevistados consideran que no se cumple con ninguno de los puntos, excepto por la diversidad de tamaños”, anotó entonces Rozo. “Empresas continúan ofertando productos que no coinciden con los compromisos que adquirieron. En primer lugar, AJE ofrece bebidas deportivas, gaseosas con azúcar y té con azúcar. Por su parte, Coca-Cola ofrece agua saborizada, gaseosas con azúcar y té con azúcar; mientras que PepsiCo ofrece bebidas deportivas y Postobón cuenta con agua saborizada, bebidas deportivas, gaseosa endulzada, gaseosas con azúcar y té con azúcar y endulzado (…) Los estratos bajos son los que presentan un mayor incumplimiento (86 %), seguidos por los medios (70 %) y los altos (64 %)”.

879198

2019-09-03T07:53:49-05:00

article

2019-09-03T07:54:42-05:00

ssilva_250624

none

- Redacción salud

Salud

La nueva estrategia para vigilar los compromisos de la industria de las gaseosas

80

3664

3744