La tuberculosis requiere tanta o más atención que el SIDA

Es una de las enfermedades infecciosas más mortíferas del mundo pero fue eclipsada por el VIH/SIDA como foco de la atención global y de los fondos de los donantes.

Un niño recibie un medicamento contra la tuberculosis en Sudán del Sur, como parte de un programa del PNUD. Foto: PNUD/Brian Sokol

El próximo mes líderes de todo el mundo se reunirán en las Naciones Unidas con el ánimo de discutir estrategias para que la tuberculosis deje de ser una enfermedad olvidada, eclipsada por otras como el  VIH/SIDA, a pesar de cobrar cada año miles de vidas alrededor del mundo. Los expertos pedirán que esto cambie para 2030 y propondrán destinar 13.000 millones de dólares anuales para alcanzar este objetivo. 

Sin embargo, las disputas entre Estados Unidos y Sudáfrica amenazan a esta primera reunión de alto nivel sobre la tuberculosis, que se celebrará al margen de la reunión de la Asamblea General en Nueva York. 

El multimillonario filántropo Bill Gates, que ha impulsado innovaciones en la sanidad pública en los países más pobres, será uno de los principales asistentes a la cumbre sobre la tuberculosis, a celebrarse el 26 de septiembre. 

"TB (tuberculosis) no es una enfermedad del pasado, pero si el mundo trabaja cojuntamente para luchar contra ella, sin duda puede serlo", afirmó Gates en una publicación en Twitter. 

Se tenían previstos dos meses de negociaciones para concluir con una declaración final en julio, pero las conversaciones se prolongaron después de que Sudáfrica se opusiera a las exigencias de Estados Unidos de eliminar del texto el reconocimiento del derecho de los países más pobres a acceder a medicamentos más baratos.

La organización Médicos Sin Fronteras aplaudió la postura de Sudáfrica y urgió a los países a resistir lo que describieron como "un pulso agresivo" del lobby farmacéutico de Estados Unidos para restringir el acceso a medicinas de bajo costo. 

Diplomáticos dijeron que las negociaciones continúan en busca de un compromiso. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo sonar las alarmas el año pasado cuando aseguró que la tuberculosis había superado al VIH/SIDA en número de fallecidos, mientras que se situaba como la novena causa de muerte en el mundo. 

Cerca de 1,7 millones de personas murieron de tuberculosis en 2016, de las 10,4 millones que contrajeron la infección, según datos de la OMS.

- ¿Aparecerán los líderes? -

Los negociadores trabajan ya en una declaración de 30 puntos que comprometería a los gobiernos a poner fin a la epidemia en 2030 mediante un aumento en la inversión y la innovación para combatir la enfermedad. 

Los gobiernos acordarían destinar al menos 13.000 millones de dólares al año para 2022 destinados a tratamientos y atención sanitaria, y 2.000 millones adicionales para financiar la investigación, en un momento en que la tuberculosis se está volviendo más resistente a los antibióticos.

Cinco países son los más afectados por la pandemia de la tuberculosis: India, que padece una cuarta parte de las casos, Indonesia, China, Filipinas y Pakistán, aunque no está claro si sus gobiernos enviarán a funcionarios de alto nivel a la cumbre.

Varias ONG aseguraron que los líderes de los países clave por sus donaciones, como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Canadá, tienen que presentarse para que la reunión sea pionera sobre el tema. 

"TB no es solo un problema sanitario. TB es un problema económico, un problema de desarrollo", afirmó Paula Fujiwara, directora científica de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares.

"Si no cumplen en septiembre, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para hacerles responsables de las vidas perdidas", advirtió.

Alrededor de 33 jefes de Estado y gobierno confirmaron su asistencia, según funcionarios de la ONU. 

En la cumbre, los líderes se comprometerán a brindar diagnóstico y tratamiento entre 2018 y 2022 a 40 millones de personas con tuberculosis, incluidos 3,5 millones de niños.

"La innovación en TB simplemente está cojeando", dijo Fujiwara. Solo dos nuevos medicamentos contra la tuberculosis fueron puestos en disponibilidad en los últimos 50 años y no existen pruebas de diagnóstico efectivas para niños.

El aumento de casos de tuberculosis se debe, en parte, al crecimiento de las tasas mundiales de diabetes, que debilita el sistema inmunitario y provoca que los afectados sean más susceptibles a contagiarse.

807945

2018-08-24T07:39:22-05:00

article

2018-08-24T07:40:15-05:00

pablocorreatorres_94

none

Carole Landry - AFP

Salud

La tuberculosis requiere tanta o más atención que el SIDA

60

4456

4516

Temas relacionados