Las tres C que debe evitar para contagiarse del coronavirus

Noticias destacadas de Salud

Los lugares cerrados, es decir con poca ventilación, concurridos, con mucha gente alrededor, y cercanos, que supongan el contacto con otra persona, son los que deben evitarse. Una etrategia que logró que países como Japón quitaran el estado de emergencia en menos de un mes.

Con la reapertura gradual de las actividades económicas y sociales en algunos lugares de Europa, Asia y Medio Oriente los cuidados para evitar rebrotes de coronavirus dependen, en gran medida, del comportamiento voluntario de cada población. Dentro de las múltiples estrategias de protección que se han aplicado en los diferentes lugares del mundo, que ya sufrieron un pico epidemiológico y ahora retoman la “normalidad”, se encuentra la teoría de las tres C. (Vea aquí toda la información sobre coronavirus)

La teoría de las tres C ha sido utilizada por algunos gobiernos como una guía para las personas que, de ahora en adelante, deberán aprender a identificar los espacios que suponen un peligro de contagio. Los lugares cerrados, es decir con poca ventilación, concurridos, con mucha gente alrededor; y cercanos, que supongan el contacto con otra persona, son los que deben evitarse.

Aunque la mayoría de estos espacios, por lo menos en Colombia, aún permanecen bajo restricciones es responsabilidad de cada ciudadano identificar el riesgo cuando las tres C se superponen. (Vea: La primera ola de coronavirus aún no ha terminado y ya se espera un segundo brote)

El caso de Japón

Japón es un país que consiguió reducir el número de casos nuevos diarios de coronavirus a niveles cercanos al objetivo de 0.5 por 100,000 personas. ¿Cómo lo logró? Las tres Cs fue la clave. En el país asiático, el distanciamiento social fue voluntario y no muy restrictivo. Los epidemiólogos se centraron en buscar grupos de infecciones y atacar esas causas. Encontraron que los principales brotes se presentaron en lugares de reunión superpoblados, como gimnasios o clubes nocturnos.

El 7 de abril, el primer ministro de Japón Shinzo Abeuna instaló el estado de emergencia en las principales provincias. Casi un mes después, el 25 de mayo, lo levantó. El secreto fue la combinación de rastreo de conglomerados, el cierre de lugares públicos, prohibiciones de reuniones masivas y un esfuerzo comunitario para evitar las tres Cs (evitar espacios cerrados; lugares con muchas peronas; y situaciones con contactos cercanos) (Le puede interesar: ¿Cuál es el riesgo de contagio cuando el coronavirus entra en una familia?)

El ministro en rueda de prensa, una vez levantó el estado de emergencia, aseguró que “con este enfoque japonés único, pudimos controlar esta tendencia de infección en solo 1,5 meses; Creo que esto ha demostrado el poder del modelo japonés “. En Japón se han reportado un total de 17,200 casos confirmados por coronavirus y 853 muertes, de una cifra global de más de 340,000 víctimas mortales.

Pese a que en febrero, en Yokohama se trasladó el segundo brote más grande de casos por coronavirus, luego de Wuhan, lugar donde inició la epidemia, en Japón no se impuso la cuarentena obligatoria, como en la mayoría de países del mundo. El crucero Diamond Princess, donde se registraron 700 casos y 13 muertes, fue el único lugar que estuvo aislado.

El gobierno nacional pidió a los gobiernos de las otras provincias que alentaran a las empresas a permitir que los empleados trabajaran de manera virtual y a los bares, restaurantes cerrar o restringir los horarios de apertura. Además, se les sugirió a las personas evitar salidas innecesarias, sin embargo, no hubo multas u otras sanciones por incumplir. (Puede leer: ¿Contagiado de COVID-19 por pasar la sal? Esto reveló la reconstrucción de los primeros contagios en Alemania)

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Tres CCoronaviruspandemia