Los derechos sexuales son derechos humanos

Hasta llegar a la ONU, los derechos sexuales han recorrido un largo camino. La primera declaración se hizo el 29 de junio de 1997, en el 13º Congreso Mundial de Sexología, presidido por los doctores Juan José Borrás Valls y María Pérez Conchillo, con el lema “Sexualidad y derechos humanos”, que se celebró en Valencia (España) con la participación de delegados de 60 países.

La declaración tuvo un gran impacto y fue recogida por medios de comunicación de muchas partes del mundo. Desde entonces ha sido celebrada y reproducida en numerosas publicaciones científicas y sociales.

Actualmente se considera que la Declaración de los Derechos Sexuales ha influido en las políticas y programas de desarrollo, así como en otras áreas relacionadas con la sexualidad, la salud sexual y los derechos humanos. Por lo que hay un amplio consenso al entender que una vivencia positiva de la sexualidad contribuye a la salud y al desarrollo personal y social.

Hablar y escribir sobre los derechos sexuales sigue siendo muy importante: la sexualidad ha pasado de ser un pecado a ser un derecho y esto es un paso trascendental para la felicidad de las personas. Por eso debemos seguir ofreciendo información sobre este tema, para ayudar a identificar las necesidades y para que los derechos sexuales estén disponibles como referencia y guía para las personas y los gobiernos.

* Presidenta del 13° Congreso de Sexología de la Asociación Mundial para la Salud Sexual.

Temas relacionados

 

últimas noticias