Los detalles de la liquidación de IPS Saludcoop

La Coporación IPS Saludcoop, entidad que operaba las clínicas del grupo y que aglomera más de 15 mil trabajadores, será intervenida por la Superintendencia de Salud. La entidad asegura que se protegerán los derechos de los empleados.

Daniel Gómez

Tal y como estaba previsto desde finales de noviembre, este miércoles la Superintendencia de Salud anunció la liquidación de la Corporación IPS Saludcoop, el operador de las clínicas y empresas del mismo grupo, que había empezado a funcionar desde 2009 y que ahora aglomera alrededor de 15.000 trabajadores.

Según dijo la Supersalud a través de un comunicado, se tomará posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios de la Corporación, que se encontraba bajo la medida de intervención forzosa para administrar desde marzo de 2014.

“Esta es una entidad que fue concebida sin estructura propia y sin soporte financiero, características que la hicieron inviable, insostenible e incapaz de garantizar la adecuada prestación de los servicios”, indicó el superintendente Norman Julio Muñoz.

Para él no hay ninguna razón para que los usuarios que fueron trasladados de Saludcoop EPS a Cafesalud EPS se preocupen. “Seguirán siendo atendidos en las mismas IPS en las que venían siendo atendidos. Lo que queremos es que mejoren las condiciones en la atención”, dijo.

De acuerdo al comunicado enviado por la Supersalud, ya se ha protegido el empleo de 18 mil trabajadores, por medio de la cesión de las diferentes sedes a otros operadores, a quienes, afirma Muñoz, se les respetaron sus derechos laborales “y se les brindó la posibilidad de seguir trabajando en las nuevas empresas”.

La Corporación, según le había contado a El Espectador una fuente cercana al proceso de liquidación, venía recibiendo alrededor de $60.000 millones de la EPS Saludcoop, luego de haber sido creada con un pequeño capital. Hasta diciembre el Ministerio aún no sabía con precisión cuál era su dueño.

Sin embargo, para Héctor Alirio Toloza Martinez, vicepresidente del sindicato de trabajadores Conaltrasaco, la Coporación venía generando ganancias antes de que el Gobierno decidiera intervenir a Saludcoop.

“Funcionábamos a la perfección, pero de ahí en adelante empezaron a tomar medidas que empezaron a generar un gran déficit”, dice.

Además, argumenta que aún hace falta trasladar a alrededor de 1.800 trabajadores a Esimed, la principal empresa que se encargará ahora de la operación de las clínicas. “Nadie nos ha protegido nuestros derechos laborales”, afirma.
 

 

últimas noticias