Los nobeles colombianos

Una investigación sobre el alzhéimer, un mapa de páramos y un trabajo sobre despojo de tierras en el Caribe, ganadores de los Premios Alejandro Ángel Escobar.

Francisco Lopera, coordinador del Grupo de Neurociencias de la U. de A. / Luis Benavides

Desde hace 58 años la Fundación Alejandro Ángel Escobar reconoce las investigaciones más importantes que llevan a cabo científicos colombianos, así como iniciativas sociales que resalten la solidaridad. La noche del miércoles, en una ceremonia que tuvo lugar en el Museo Nacional, fueron premiados los mejores de entre las 123 investigaciones y 49 proyectos solidarios que se postularon este año.

El premio de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales fue para el Grupo de Neurociencias de la Universidad de Antioquia, que desde hace 30 años se ha dedicado a identificar y estudiar el que es considerado el foco poblacional más grande del mundo con alzhéimer familiar hereditario causado por la mutación E280A o “mutación paisa”.

“Esta investigación es una gran oportunidad para que la comunidad científica internacional pueda ofrecerles a los más de 30 millones de personas en el mundo con la enfermedad de Alzheimer tratamientos efectivos o preventivos en menor tiempo, con menores dificultades y menor costo”, señaló el jurado.

En la categoría de Ciencias Sociales y Humanas se destacó el trabajo La tierra en disputa. Memorias del despojo y resistencias campesinas en la Costa Caribe (1960-2010), elaborado por Absalón Machado, Jeannette Castro, John Jairo Rincón, Pablo Nieto, Javier Soto y Eliana Pinto, del Centro Nacional de Memoria Histórica.

La investigación, que se construyó a partir de diversas fuentes y más de 200 entrevistas con protagonistas de la región, fue calificada por el jurado como “un trabajo magistral que documenta de manera muy juiciosa las luchas, las esperanzas y los retos de los procesos de memoria y restitución”.

El premio Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible fue otorgado al grupo de trabajo del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, por llevar el mapa de los páramos de Colombia a una escala de 1:100.000, lo que permitirá resolver un gran número de conflictos ambientales en torno a estos ecosistemas.

En cuanto a los Premios de Solidaridad, se reconoció el trabajo de la Fundación Cultural Teatro Experimental de Boyacá y la Asociación El Meta con Mirada de Mujer.