¿Por qué los pacientes protestan contra el Plan de Desarrollo?

Con manifestaciones este gremio de la salud ha criticado un artículo del PND que, según ellos, cobraría copagos de hasta el 8% para servicios del no POS a todos los ciudadanos.

 Si ayer alguien hubiese echado un vistazo al twitter de Denis Silva, vocero de Pacientes Colombia, se hubiera podido percatar de que a eso de las 10 a.m., al frente del Ministerio de Salud, había un grupo de pacientes en plena protesta. “No se quede en la casa. Hoy plantón por el no cobro del 4% para acceder a servicios No POS. No te quedes callado”, se lee en uno de sus trinos. “Pacientes y movimientos sociales más unidos que nunca por el derecho a la salud y el no cobro al 4% a 8% para servicios No POS”, escribía Silva en otro.

La manifestación se había anunciado hace más de una semana, luego de que se conociera el documento del Plan Nacional de Desarrollo que fue radicado en el Congreso el pasado viernes. En el texto había un artículo (el 63) que causaba inquietud a los pacientes. En él se anunciaba lo que tendría que administrar la Unidad de Gestión, un nuevo organismo que se creará, como se lee, para garantizar el adecuado flujo de recursos del sistema de salud. Y entre todos los apartes había uno que ojos de Silva resultaba especialmente perjudicial: el que anunciaba el pago de copagos por servicios que no están incluidos en el POS.
Y, eso palabras más palabras menos, según él, “resulta un retroceso en los derechos que los pacientes han adquirido por más de 20 años y va en contra de lo contemplado en la misma Ley Estatutaria”.

¿Por qué? Para Silva el hecho de que de ahora en adelante los ciudadanos deban pagar, como dice, entre un 4% y 8%, es perjudicial. “El ministro de Salud Alejandro Gaviria había dicho que no aplicaría ni para medicamentos ni para pacientes con enfermedades de alto costo, y que solo tendrían que pagarlo los que tienen más dinero. Pero el artículo 63 del Plan Nacional de Desarrollo (PND) no dice eso. Queda claro que es para todos los ciudadanos. Y eso constituye una barrera impagable. Ahora resulta que los colombianos tenemos que pagar los recursos que nos sustrajeron las EPS”, asegura.

Además, para Silva, el hecho de que se trate el tema a través del PND, implica una especie de suplantación a las funciones de Comisión Séptima del Congreso, que es la encargada de evaluar los temas relacionados con la salud de los colombianos.

Sin embargo, para el ministro Gaviria el asunto no es como lo pintan. Lo primero que aclara es que esos copagos no serán cobrados para enfermedades de alto costo. Tampoco para medicamentos que entren en esa clasificación.

“Lo que hemos pensado es que solo se va a hacer para el régimen contributivo; no para el subsidiado. Y solo aplicará para aquellos que puedan pagarlo, es decir, para quienes tienen un ingreso base de cotización por encima de diez salarios mínimos. Va a ser un copago pequeño: de 3% o 4%, atendiendo al principio de solidaridad que establece nuestro sistema de salud”, explica.

En palabras de Gaviria, el hecho de que esto no se especifique en el PND, no significa que no sea cierto. “Lo podemos hacer a través de una resolución. En esa reglamentación especificaremos cómo y a quién se cobra.

La jurisprudencia misma es muy clara al decir que para cobrar el copago se debe tener en cuenta la capacidad de pago, y así lo dicen todos los borradores de acto administrativo. La misma Contraloría nos ha dicho que debemos incorporar los copagos a los temas no POS”, afirma.

Respecto a la crítica que hace Silva sobre una posible suplantación de funciones de la Comisión Séptima, Gaviria dice que incluir artículos relacionados con la salud en el PND está autorizado por la Constitución y la Ley 152. “La jurisprudencia de la Corte es muy clara al respecto. Todos los últimos Planes de Desarrollo desde el Gobierno de Pastrana han tenido modificaciones que no solo competen a las comisiones Tercera y Cuarta”, dice.

¿Para qué una Unidad de Gestión?

Según Gaviria, la Unidad de Gestión contemplada en el artículo 62 y que busca garantizar el flujo adecuado de recursos, tendrá tres funciones esenciales. La primera es eliminar las subcuentas que existen en el Fosyga. “Esas subcuentas estaban presentando muchos problemas porque en muchos casos los excedentes estaban en un lado y las necesidades en otro. Teníamos que hacer préstamos entre estas cuentas. Lo que queremos es volver al principio presupuestal de unidad de caja”, afirma.

El segundo objetivo es unificar las fuentes de financiamiento, pues como dice el Ministro, es necesario tener un mejor control de los recursos para que fluyan de manera más expedita, pues varios municipios no estaban girando lo correspondiente a las EPS y generaban deudas al principio de la cadena. Y el tercer punto que se quiere lograr, es devolverle al Estado ciertas funciones que estaban asumiendo terceros en el Fosyga. “Nos dimos cuenta de que los administradores fiduciarios no estaban desarrollando muy bien las labores misionales que les entregamos. Esa delegación de funciones no ha resultado conveniente”.

 

 

 

últimas noticias

Nutrición, clave en la buena salud

Dormir poco lo lleva al aislamiento social