Maniquíes “médicamente poco sanos”

Dos investigadores británicos analizaron los cuerpos de los maniquíes en tiendas de moda y detectaron que la mayoría representan cuerpos poco realistas.

Pixabay

Desde hace un buen tiempo existe la preocupación de que el cuerpo de los maniquíes exhibidos en las tiendas de moda sean demasiado delgados y promuevan  ideales poco realistas del cuerpo.

Para alimentar el debate con datos más precisos, dos investigadores de la U. de Oxford y la U. de Liverpool decidieron examinaron las tiendas ubicadas en la calle principal de dos ciudades inglesas para evaluar el tamaño corporal de los maniquíes "macho" y "femenino" usando escalas de calificación visual.

“Es bien sabido que la internalización de los ideales del cuerpo "ultra-delgado" en las mujeres actúa como factor de riesgo el desarrollo de trastornos de la alimentación y deterioro del bienestar psicológico. Sin embargo, en el mundo desarrollado moderno, los ideales irrealistas del cuerpo se comunican implícita y explícitamente a las mujeres”, explicaron en su trabajo publicado en el Journal of Eating Disorders.

La industria del modelaje ha sido duramente criticada por esta tendencia. Los cuerpos de las modelos de pasarela, a menudo muy por debajo del peso promedio, han sido cuestionados por influir negativamente en otras adolescentes. También ha sido cuestionados los productores de juguetes como las “Barbies” por ser diseñados con dimensiones imposibles. En países como Israel se ha llegado a prohibir la participación de modelos que comuniquen ideales de cuerpo ultra-delgado a los jóvenes.

El estudio de los investigadores británicos demostró que en un 100% los maniquíes femeninos representaron un tamaño corporal inferior al normal y sólo el 8% de los maniquíes masculinos representaba un tamaño corporal inferior al normal.

“El tamaño del cuerpo de los maniquíes utilizados para anunciar la moda femenina es poco realista y sería considerado médicamente insalubre en los seres humanos”, concluyeron los investigadores.

En 1992, los investigadores Rintala y Mustajoki, en un ejercicio similar, evaluaron maniquíes femeninos fabricados en Italia, Japón y Malasia entre los años 1920 y 1960. Basándose en las dimensiones del cuerpo de estos maniquíes, concluyeron que si una hembra humana tuviera las mismas dimensiones corporales del maniquí, tendría tan poca grasa corporal que no podría menstruar.

La implicación principal de la investigación actual es que los almacenes de la manera deben utilizar los maniquíes más apropiados del tamaño. Debido a que los ideales ultra-delgados pueden fomentar el desarrollo de problemas de imagen corporal y trastornos de la alimentación en los jóvenes, la eliminación de los factores ambientales que promueven ideales ultrafina es deseable”, señalaron los investigadores británicos.

 

 

últimas noticias