Marlin, una aplicación para ayudar a pacientes con Alzheimer

Estudiantes de la Universidad Nacional crearon una herramienta para recordar las actividades rutinarias de estas personas. La App podría ser de ayuda para una enfermedad que afecta a 50 millones de personas según la Organización Mundial de la Salud.

Marlin pretender ayudar a los cuidadores y los pacientes con Alzeimer. Tomado de la Universidad Nacional.

La bautizaron Marlin por el famoso personaje de Buscando a Nemo, la película de Disney. Un pez payaso que, mientras busca a su hijo, se convierte en el guía de la olvidadiza Dory. Eso pretende ser esta aplicación para los pacientes con alzhéimer. Una herramienta con la que recuerden cuándo es momento de levantarse, de comer, de ejercitarse y otras actividades rutinarias del día. 

La idea es que los pacientes dependientes que ya no puedan recordar los horarios de sus comidas o las citas del día puedan valerse de esta App. Ese estado es común en los pacientes que llegan al tercer grado de deterioro. La escala está definida en: uno es normal mientras que siete es la fase terminal.

Así que para ayudar en el proceso varios estudiantes de la Universidad Nacional diseñaron Marlin con ayuda de profesores de Terapia Ocupacional y de TrasMnesis, un centro especializado en el manejo de la enfermedad en Bogotá. Primero hicieron “un trabajo de investigación con actores expertos y fundaciones especializadas para identificar los principales requerimientos de los pacientes” contó Juan Sebastián Castillo, que adelante su carrera de Ingeniería Civil, uno de los autores de la App. 

Eso arrojó una base para el diseño: imágenes. Tenía que haber poco texto porque los gráficos iban a guiar a los pacientes dentro de la aplicación, en las tres fases que crearon.  Estas son Inicio, detener la aplicación y buscar ayuda. De esa manera los pacientes reconocerían cuál actividad debían llevar a cabo dentro de sus rutinas, asociadas por ellos mismos. Para esto se incluyó un banco de acciones que suelen hacer los pacientes de más de 65 años.

Sus cuidadores, por ejemplo, también se benefician del invento. La propuesta es que ellos puedan vigilar si el paciente cumplió con la rutina del día. Para eso les ayudarán unas notificaciones, lo cual es de gran provecho dentro del tratamiento del alzhéimer, una enfermedad que afecta a unas 50 millones de personas y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos según la Organización Mundial de la Salud.

 

últimas noticias

Canadá prohíbe las grasas trans artificiales

Remar para el mismo lado