Medicamentos vencidos y deudas por $99 mil millones: así encontraron al hospital de Sincelejo

Luego de que la Supersalud interviniera al Hospital Universitario de Sincelejo, encontró que ha habido una muy mala gestión. Infraestructura en mal estado y deterioro de las salas de cirugía, otros de los problemas.

Funcionarios de Supersalud mientras hacían la intervención en el Hospital de Sincelejo.Cortesía

El Hospital Universitario de Sincelejo, Sucre, es el mejor ejemplo de por qué es tan difícil recuperar el sistema de salud colombiano. Pese a los esfuerzos que suelen hacer algunas entidades y pese a la constante inyección de recursos, la mala administración de algunas IPS públicas continúa siendo un dolor de cabeza difícil de resolver. (Lea Demencia en la vejez, otro mal asociado a la obesidad)

En el caso de esta institución, el deterioro es notable. Hay infraestructura en mal estado, problemas financieros y medicamentos vencidos. (Lea “Somos similares a la industria farmacéutica”: empresa de cannabis medicinal)

Así lo anunció la Superintendencia de Salud este 22 de mayo, luego de realizar una “intervención forzosa administrativa” a ese hospital. En el levantamiento de la información, ese organismo, además, encontró que hay deterioro en las salas de cirugía, que la información financiera está desactualizada y que hay un pasivo por $99 mil millones.

Como lo señaló Edna Paola Najar Rodríguez, delegada para las Medidas Especiales de la Supersalud, hay varias cosas inquietantes. “Avanzado deterioro de infraestructura y equipos biomédicos, principalmente en consulta externa y salas de cirugía”, “medicamentos y material médico quirúrgico vencidos”, “subutilización de servicios hospitalarios” y “equipos industriales de uso hospitalario como ascensores y planta eléctrica fuera de servicio”, fueron algunos de los principales hallazgos.

Los funcionarios de la Supersalud también encontraron que hubo pérdidas operacionales mensuales por $684 millones de pesos durante el 2018; más de 50 cuentas bancarias inactivas o embargadas por el bajo saldo que tenían y serias inconsistencias en la información de los montos de las demandas que hay contra el hospital.