Médicos en Brasil piden acabar posgrados exprés de cirujanos plásticos

El organismo que dirige y regula los planes de estudios en salud en Brasil, envío una carta al ministerio de educación de ese país solicitando la revisión de este tipo de títulos, que no corresponden a los de una especialización en cirugía plástica.

Los posgrados Lato Sensu tienen una duración de entre 6 y 24 meses. / Reuters
Los posgrados Lato Sensu tienen una duración de entre 6 y 24 meses. / Reuters

La semana pasada, la Comisión Nacional de Residencias Brasileña (CNRB), organismo que regula los planes de estudio de las especialidades médicas en ese país, emitió una carta al Ministerio de Educación de Brasil pidiendo acciones concretas sobre los cursos de posgrado Lato Sensu, los mismos que varios cirujanos colombianos cursaron y convalidaron y que hoy ejercen como especialistas sin serlo.

En este documento, dado a conocer por Noticias Uno en su emisión del 10 de julio, la Comisión Nacional de Residencias expone la preocupación que tienen diversas instituciones médicas de ese país, como la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica, la Asociación Médica Brasileña y la Comisión Federal de Medicina, por la falta de regulación con la que cuentan los posgrados de este tipo, que no cuentan con la misma intensidad académica que una especialización regular.

“La CNRB, en el ejercicio de sus competencias, desea discutir con la Secretaría de Regulación y Supervisión de la Educación Superior, sobre la gravedad que esconden las ofertas de instituciones educativas que, con el fin de aprovechar el mercado de los licenciados en medicina, ofrece cursos de posgrado que, dicen, pueden reemplazar el nivel de los programas de residencia o cursos de especialización debidamente acreditados”, dice la carta.

El ministro de Educación brasileño José Mendonça Bezerra Filho se había reunido en días pasados con el presidente de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica Luciano Chaves, y éste le entregó documentación denunciando la actividad de instituciones de educación superior que ofrecen posgrados Lato Sensu.

“Fue importante hacer llegar a conocimiento del ministro esta situación, pues la credibilidad del título de especialista y la seguridad de los pacientes está puesta en riesgo”, explica Chaves.

En Brasil, los cursos Lato Sensu no son del todo ilegales. El Ministerio de Educación brasileño, efectivamente, avala este tipo de estudios. Sin embargo, el problema viene cuando los graduados de estos cursos, que se promocionan como “semi-residencias” y tienen una duración de entre 6 meses y 2 años, afirman que son especialistas. “Posgrado lato sensu no es especialización. Es una actualización de conocimiento en un área en la que el médico ya es especialista”, afirmó Chaves en una entrevista concedida a El Espectador.

Dos meses atrás, una serie de denuncias sobre malas prácticas médicas fue dada a conocer en distintos medios. En mayo, Noticias Uno presentó el caso de Lorena Beltrán, una periodista que se sometió a una cirugía con el doctor Francisco Sales Puccini, a quien ella acusó de haberle practicado mal una cirugía de senos.

Tiempo después se conoció que Sales Puccini, como muchos otros cirujanos plásticos, se habían ido a Brasil a estudiar sus especializaciones y obtuvieron títulos Lato Sensu, que según una investigación realizada por El Espectador, no cuentan con la misma intensidad académica que una especialización regular. Sin embargo, y a pesar que instituciones como la Universidad Nacional ya habían declarado que estos títulos eran insuficientes para ser considerado cirujanos plásticos, el Ministerio de Educación colombiano los convalidó como especializaciones médicas, "con todas las de la ley", 

En respuesta a la polémica, el Ministerio envió una comisión a Brasil a revisar la autenticidad de esos títulos. Al llegar a Colombia, afirmaron que efectivamente eran reales, pero su respuesta fue insuficiente, porque el problema no estaba en la autenticidad del programa sino en su composición.

Por esta razón la CNRB le solicita al Ministerio revisar este tipo de cursos. “En el sentido de controlar la calidad de los cursos Lato Sensu en el área de salud, se eliminen los cursos de “semi-residencia” y equivalentes y se restrinja la oferta de tales cursos.

El viernes 8 de julio, y luego de una fuerte campaña en redes sociales a la que se sumaron, entre otros, la senadora Claudia López y la ex candidata presidencial, Marta Lucía Ramírez, la ministra Gina Parody finalmente se pronunció sobre este tema.