¿Cómo responder a los retos en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible?

hace 39 mins
Encuesta arroja luz sobre el “burnout”

Médicos se enferman más de la cuenta

El cansancio emocional, o burnout, se caracteriza por la sensación de tedio y disgusto por las labores propias del trabajo. En los últimos años, varios estudios han revelado la relación entre este síndrome y problemas de salud mental, sobre todo entre profesionales de la salud y educadores.

El desgaste emocional es tratable, pero no siempre hay programas de prevención en los hospitales. / iStock

Esta semana se publicó en Estados Unidos una encuesta del portal de medicina Medscape sobre el burnout y depresión entre médicos. Después de encuestar a 15.000 profesionales de la salud de 29 especialidades, dos tercios afirmaron sufrir de desgaste laboral, y uno de cada tres admitió que su depresión afecta la relación con los pacientes. Afecta más a las mujeres (48 %) que a los hombres (38 %), y sobre todo, lo padecen con mayor intensidad los médicos entre los 45 y los 54 años (50 %).

De acuerdo con el informe, publicado por El Diario de Salud, las tasas más altas de desgaste emocional se encontraron entre médicos de cuidados críticos y neurólogos (48 %). Le siguen los obstetras, ginecólogos e internistas con un 46 %.

¿Lo preocupante? El desgaste emocional se puede tratar y evitar, pero apenas el 45 % de los médicos encuestados que trabajan en hospitales cuentan con programas de prevención.

La encuesta de Medscape se diferencia de las otras porque no sólo trae malas noticias. También reveló en qué rama de la medicina se emplean los más felices. El 38 por ciento de oftalmólogos encabezan la lista. Le siguen los ortopedistas (35 %), los cirujanos plásticos (35 %) y los patólogos (34 %), que aseguran sentirse muy felices en el trabajo.

Varios estudios de universidades colombianas han medido el síndrome de desgaste emocional entre trabajadores de hospitales del país.

Una encuesta de la Universidad del Rosario de 2010, aplicada a 134 profesionales de la salud en Bogotá, encontró que la prevalencia del agotamiento emocional fue del 20,6 %. El 30,4 % manifestó estar anímicamente agotado en el trabajo algunas veces. El 25 % dijo que se sentía así varias veces a la semana, y el 4,6 % experimentó frustración diariamente.

En 2013 se publicó otra investigación, realizada por la Universidad del Magdalena. Encontró que los médicos del Hospital Universitario de Santa Marta sufrían de agotamiento emocional en un 94,6%. Según esta investigación, el burnoutes considerado uno de los riesgos psicosociales de todas las profesiones. Ciertos países, como España, lo reconocen como “una dolencia psíquica, causante de períodos de incapacidad laboral”.

En 2017, el Ministerio de Trabajo de Colombia reconoció el Síndrome de Agotamiento Profesional en su tabla de enfermedades, un documento que desde 2014 reconoce los factores de riesgo relacionados con el trabajo y que obliga a las empresas, entidades de seguridad social y empresas prestadoras de salud a asumir prestaciones, incapacidades y tratamientos.