La migraña no es un “simple dolor de cabeza”