Minsalud descarta los copagos

El decreto que obligaría a los pacientes a pagar una porción de beneficios no incluidos en el POS si existe pero no es una prioridad.

Obligar a los usuarios del sistema de salud a pagar un porcentaje del precio de los tratamientos y las tecnologías que están por fuera de los beneficios que les ofrece el sistema de salud es una vieja idea que ha revivido sembrando temor entre las asociaciones de pacientes.

La semana pasada varios medios de comunicación divulgaron que el Ministerio de Salud estaba listo para firmar un decreto que definiría los criterios para realizar el copago de todos los tratamientos por fuera del POS. Según este proyecto, la corresponsabilidad en el pago aumentaría proporcionalmente a los ingresos de los pacientes que tendrían que pagar entre el 30 y el 100 % del tratamiento o procedimiento.

“Aclaración: no hay plan inminente de copagos. Jamás se han pensado para enfermedades de alto costo. Es para evitar abusos en pañales, etc.”, escribió en su cuenta de Twitter el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, y más tarde insistió en una rueda de prensa que el tema no hace parte de la lista de prioridades en este momento y que, mientras él esté al frente del cargo, no se implementará.

Para Denis Silva, vocero de Pacientes Colombia, imponer copagos sería un retroceso en el derecho a la salud y prácticamente todas las asociaciones de pacientes se oponen a ello. El pasado 18 de febrero, Silva y otros representantes de pacientes recibieron el borrador del decreto, pero ahora está tranquilo ante el compromiso público que hizo el ministro Gaviria.

Gaviria anunció que otros 500 medicamentos entrarán al sistema de control de precios antes de junio: “Vamos a anunciar precios regulados a final de mayo. Los cálculos preliminares sugieren que podríamos ahorrar unos $300.000 millones”.

Un énfasis especial se pondrá en el tratamiento contra la hepatitis C. El tratamiento actual, conocido como Viekira PAK, que mezcla varios fármacos, ronda los $100 millones por paciente. Y uno nuevo, Sofosbuvir, producido por el laboratorio Gilead, que promete mejorar la recuperación de esto pacientes, tiene un precio por persona cercano a los $230 millones.

Gaviria explicó que, junto con otros países de la región y a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), intentarán una negociación con el laboratorio. El resultado de este acuerdo tendría que ser una reducción en el precio cercana al 70%. Mientras se desarrollan las conversaciones, el ministro de Salud anunció que en los próximos días emitirá un acto administrativo para que a través del Fosyga no se pague un precio superior por el Sofosbuvir al que se lograría a través de la OPS.