Minsalud responde sobre desfalco de 50 mil millones en Córdoba

IPS falsas, pacientes inexistentes de una enfermedad rara llamada hemofilia y tratamientos fantasmas para niños ocasionaron el robo multimillonario. Esta cartera se pronunció.

La hemofilia es un trastorno hemorrágico que impide que la sangre coagule correctamente. / Archivo

Hace pocos días un informe de la Contraloría General señaló que, desde el 2013 y 2015, el departamento de Córdoba pagó alrededor de $50.000 millones a centros médicos de papel por suministrar medicinas a pacientes inexistentes con hemofilia (una enfermedad en la sangre) y tratamientos de equinoterapia y neurodesarrollo para niños que no los necesitaron nunca. (Lea también: "Más de 100 pacientes falsos, el nuevo desfalco a la salud en Córdoba que suma $45 mil millones").

Según el Ministerio de Salud, desde el 10 de abril de 2015 le advirtió a la Dirección de Apoyo Fiscal (DAF) del Ministerio de Hacienda sobre presuntas irregularidades en el uso de los recursos del Sistema General de Participaciones (SGP) en el departamento de Córdoba, con el fin de que priorizaran el seguimiento e hicieran una auditoría en campo.

La solicitud nació después de observar movimientos atípicos en la cuenta del departamento. Por ejemplo, dice el comunicado de Minsalud, “entre enero y diciembre de 2014, su saldo se redujo de $45.000 millones a $2.700 millones de pesos. Más extraño aún fue el hecho de que en un solo mes (agosto) se hubiesen pagado a la IPS $17.000 millones”.

Después, entre diciembre de 2015 y febrero de 2016, la DAF le solicitó una aclaración a la Secretaría Departamental de Salud de Córdoba, pero no fue atendida. Por eso en mayo, y ante la negativa de la entidad departamental de dar respuesta a las presuntas irregularidades, los Ministerios de Salud y de Hacienda decidieron que el departamento adoptara un plan de desempeño, que debía ejecutar en los siguientes tres meses, con el objetivo de que resolviera los riesgos.

Los pacientes con hemofilia en Córdoba despertaron las alertas de la Contraloría, pues tiene pruebas de que se podría tratar de una red criminal que descubrió en esta enfermedad huérfana, o rara, una opción para defraudar los recursos públicos del Sistema General de Participaciones (SGP).

Días después, tras conocer nuevos indicios dudosos, el Minsalud solicitó la suspensión de giros al departamento. En el comunicado emitido por esta cartera aseguran que: “A raíz de los hallazgos presentados por la Contraloría General de la República en junio de 2016, en los que se demostró que con soportes falsos fueron pagados medicamentos a pacientes que no padecían enfermedades huérfanas, el Ministerio de Salud y Protección Social solicitó nuevamente a la DAF la suspensión de los giros de prestación de servicios del SGP. La DAF acató la recomendación y expidió la resolución de adopción de la medida”.

Hoy, el departamento de Córdoba tiene dos medidas por parte del Ministerio de Hacienda: plan de desempeño y suspensión de giros en la oferta.

Temas relacionados