Mujer huele a basura producto de una extraña enfermedad

La británica Ellie James padece el síndrome del 'olor a pescado'.

"Al principio no podía entender lo que sucedía. Siempre había tenido una higiene impecable. Para mí era un misterio de dónde provenía el olor, en los primeros días llegué incluso a pensar que mi gato había escondido un ratón muerto en casa, pero finalmente me di cuenta cuando escuché a la gente susurrar a mi espalda. No había nada que hacer, aunque me diera cinco baños diarios, no servía de nada".

Estas palabras pertenecen a Ellie James, de 44 años, una británica que sufre el síndrome del ‘olor a pescado’ o trimetilaminuria (TMAU). Una rara enfermedad que hace que la enzima flavinmooxigenasa (FMO3) no funcione bien y produce un olor muy fuerte y penetrante parecido al de la basura y el pescado podrido.

James le contó a la BBC que adquirió este trastorno hace 14 años, después de recibir un extenso tratamiento con antibióticos que terminaron afectando FMO3. Mientras ella adquirió este síndrome otras personas pueden portarlo desde el nacimiento.

Según informó la agencia de noticias británica, la encima que dejó de funcionar en el cuerpo de la mujer se encarga de desintegrar ciertos compuestos, como la trimetilamina, que de otra forma se acumularían en el cuerpo y se liberarían con la transpiración, la orina o el aliento.

Al tratarse de una enfermedad rara, la mujer tuvo que someterse a críticas hasta de los médicos que desconocían su dolencia. "Muchos doctores no están al tanto de la enfermedad. Al principio es muy difícil acudir al médico porque realmente no estás segura si tienes algo malo".

Pero hasta cierto punto James puede controlar sus olores teniendo cuidado con lo que se lleva a la boca para alimentarse. "Puedo oler a un dulce muy intenso -como perfume barato- o a basura podrida, goma quemada, algún químico, así como a azufre o aguas residuales", dice.