Multas a padres que no vacunen a sus hijos: así quiere Alemania acabar con el sarampión

La medida se suma a las tomadas por otros países que han impuesto las vacunas como requisito para entrar al colegio. Las multas, en el caso germano, ascienden a los 2.500 euros.

En toda Europa ha habido más de 11.000 se sarampión entre los que se registraron 69 muertes.

Los brotes se sarampión que se están presentando en varios países tienen muy inquietas a las autoridades. En Estados Unidos, ya ha habido más de 700 casos. En Alemania, en 2018, hubo 543 y este año ya van más de 400. En toda Europa, más de 11.000 entre los que se registraron 69 muertes. Una verdadera catástrofe si se tiene en cuenta que hay una vacuna que impide el desarrollo enfermedad. (Lea El Minsalud quiere ponerle tope al precio de una nueva tanda de medicamentos)

Para detener esa tragedia varios gobiernos han decidido tomar medidas drásticas. El último fue Alemania. El Consejo de ministros aprobó este miércoles multas de hasta 2.500 euros para los padres que no vacunen de sarampión a sus hijos en edad escolar. (Lea Este es el grupo de los "indispensables" en el mundo de los medicamentos en Colombia)

La decisión entrará en vigor en marzo del 2020 en caso de que la cámara baja la ratifique. También será obligatoria para los menores en centros de refugiados. Incluso, contempla la exclusión de niños en las guarderías si no están vacunados. (Lea Barreras para tratar el dolor y la adicción: las otras víctimas de la guerra contra las drogas)

"Queremos dentro de lo posible evitar que se contagien de sarampión porque el sarampión es altamente contagioso y puede tener una evolución muy mala, a veces fatal", dijo a EFE el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

La medida de volver obligatorias vacunas ha resultado el mejor camino para combatir los peligrosos movimientos antivacunas que, con falsos argumentos, cada vez parecen capturar más adeptos. Esta semana, por ejemplo, un par de estudios ratificaron la efectividad de esa decisión.

Luego de que Francia e Italia impusieran las vacunas como obligatorias, las tasas han subido. Las investigaciones, publicadas en Eurosurveillance, una revista del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, mostraron que, en el caso francés, los índices de vacunación contra el meningococo C aumentaron en más del 36%.

En Italia, que declaró como obligatorias seis vacunas en julio de 2017 luego de un brote de sarampión que afectó a 4 mil ciudadanos, la tasa de vacunación fue de 94% el año pasado, mientras que en 2018 apenas había llegado al 87%.

871354

2019-07-17T07:11:47-05:00

article

2019-07-17T07:11:47-05:00

ssilva_250624

none

Redacción Vivir con información de Efe

Salud

Multas a padres que no vacunen a sus hijos: así quiere Alemania acabar con el sarampión

89

2893

2982