Colombia2020 y Rutas del Conflicto lanzan plataforma para seguir el pulso al acuerdo de paz

hace 2 horas

Obesidad: la nueva discapacidad

Karsten Kaltoft fue cuidador de niños en Dinamarca hasta el 2010, cuando su empleador, el Consejo local de la ciudad de Billund, lo despidió de su cargo por no poder atar los cordones de los zapatos de los niños. La razón: sus 160 kg de peso.

En Europa, el 58% de la población tiene obesidad./ 123rf

Desde entonces, este se convirtió en un caso emblemático que llegó al Tribunal Europeo de Justicia que esta semana anunció que la obesidad puede concebirse como una discapacidad. “Si esta condición supone una dificultad para una participación completa y efectiva en el trabajo, entonces debe ser considerada una discapacidad”, dijo el Tribunal.

La sentencia, que debe ser acogida por todos los países de la Unión Europea, implica importantes cambios en este continente en el que, según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), un 58% de la población tiene obesidad. Este panorama sugiere tomar medidas para asegurar la calidad de vida de este grupo de personas; sobre todo a nivel laboral, por ser este el campo que desató el cuestionamiento sobre el trato a quienes padecen esta condición.

Según las aclaraciones del Tribunal, los lugares de trabajo deben seguir promulgando estilos de vida saludables entre sus trabajadores, pero además, por ley ahora deben brindarle las facilidades necesarias a quienes, por alguna dificultad no pueda llevar a cabo sus funciones al igual que los demás.

La nueva norma, ante todo, implica una protección contra la discriminación, y no la consideración de la obesidad como una discapacidad per se, como lo aclaran los anuncios hechos por el tribunal. Para la abogada de Kaltoft, “cada caso debe ser analizado individualmente para determinar la presencia de impedimentos físicos y mentales que generan en la persona a largo plazo. Los efectos de la obesidad individual es la pregunta crítica, no el grado de obesidad que alguien padece”.

Temas relacionados