Ocho de cada diez casos de cataratas pueden evitarse