ONU busca fortalecer el papel de las parteras para reducir mortalidad en el parto

La idea es brindarles mayor formación.

Naciones Unidas anunció que pretende reducir el número de muertes de madres y niños durante el parto en dos tercios, sobre todo mediante una mejor planificación familiar y más formación para las parteras.

Solo en 2013, la ONU estima que fallecieron unas 289.000 mujeres y 2,9 millones de bebés durante el parto, sobre todo en los países en vías de desarrollo.

Evitando embarazos no deseados, mediante métodos anticonceptivos y una mayor educación sexual, el número de muertes bajaría en un tercio, explicó en Praga la subdirectora ejecutiva del Fondo de Población de la Naciones Unidas (UNFPA), Anne-Birgitte Albrectsen.

De esta forma, se evitarían muchos abortos inseguros, es decir, clandestinos, que en algunos países, como por ejemplo Argentina, son la principal causa de muerte de madres.

El segundo tercio de muertes se podría evitar mejorando la formación de las parteras y dando más información a las madres, explicó la experta, al margen de la presentación del segundo informe de la UNFPA sobre el estado mundial de las parteras.

Albrectsen destacó, por otra parte, el valor económico que se deriva de salvar estas vidas.

"Si las mujeres embarazadas sobreviven el embarazo, hay un enorme valor para la sociedad, además del valor de su vida y para su familia", afirmó la subdirectora de UNFPA.

Por ejemplo, en Bangladesh, uno de los países más pobres del mundo y con mayor tasa de natalidad, la paulatina implementación de recomendaciones para parteras ha generado ya beneficios.

"El despliegue de 500 comadronas en una sola comunidad (de Bangladesh) arrojó resultados positivos en términos de eficiencia y efectividad", indica el informe.

"La evaluación arrojó un impacto beneficioso comparable con el de la inmunización infantil, con un rendimiento 16 veces mayor que la inversión inicial, lo que confirma que la partería es una 'opción óptima' en atención primaria", precisa el documento.

Según Albrectsen, la planificación familiar tiene además un considerable impacto económico, no sólo por las vidas que se salvan sino por el acceso que recibe la mujer al mundo laboral.

En ese contexto, la experta dio como ejemplo la situación de las mujeres en Uganda, un país africano cuyo Producto Interior Bruto podría crecer un estimado 30 % adicional si la mayoría de las jóvenes fuera a la escuela.

Por otra parte, en Indonesia la fuerte inversión pública en planificación familiar, realizada en las décadas de 1960 y 1970, está considerado hoy como el "aspecto clave de su actual crecimiento económico", concluyó Albrectsen.

Temas relacionados
últimas noticias