Otras 200.000 muertes que se le pueden atribuir a la pandemia

Noticias destacadas de Salud

Estudio publicado en “Nature Medicine” analizó 21 países para conocer cuántas muertes adicionales ocurrieron por efectos indirectos del coronavirus, como consumo de sustancias psicoactivas, abuso doméstico o sobrecupo de servicios médicos. Sólo se analizó la primera ola.

Manejar y entender las cifras que ha dejado el coronavirus es un tema complejo. Sobre todo, cuando se trata de conocer el verdadero número de muertos que deja atrás. No es suficiente con saber cuánta gente murió a causa del covid. También es importante conocer cuántas muertes adicionales ocurrieron por efectos indirectos como sobrecupo en servicios médicos, pérdida de trabajos y depresión asociados a la pandemia. Esta fue la misión que se puso un grupo de investigación que publicó sus resultados en la revista Nature Medicine. (Lea: El mundo supera el millón de muertes por coronavirus)

Tras analizar la información de 21 países, los investigadores concluyeron que “desde mediados de febrero hasta mayo de 2020, 206.000 personas murieron en estos países más de las que habrían muerto si no hubiera ocurrido la pandemia”. Específicamente, los países analizados fueron: Australia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chequia, Dinamarca, Inglaterra y Gales, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Portugal, Escocia, Eslovaquia, España, Suecia y Suiza.

“Las muertes en todos estos países estuvieron en los niveles que se esperarían en ausencia de la pandemia durante el mes de febrero, pero comenzaron a divergir a niveles más altos en varios momentos de marzo”, comenta el estudio.

Llegar a este dato no fue una tarea fácil. Según explicó Robbie M Parks, uno de los autores, desde su cuenta de Twitter, ellos tuvieron que analizar la mortalidad por todas las causas – tanto de enfermedades como de muertes – en los 21 países, buscando poder equiparar lo que sucedía entre países para poder agrupar los resultados.

De esta forma lograron estimar cuántas muertes habrían ocurrido si no existiera la pandemia y restar este número al de muertes que ocurrieron. Tuvieron en cuenta datos semanales desde mediados de febrero hasta finales de mayo, agrupadas por hombres y mujeres, y clasificadas en menores de 65 años y mayores a 65 años. Así encontraron que más de 200.000 personas murieron en estos 21 países de las que habrían muerto si no hubiera ocurrido la pandemia.

El estudio también explica que este número es similar al número de muertes por cáncer de pulmón anuales que se dan en los 21 países y más del doble que el número de muerte por diabetes o cáncer de mama. De las muertes asociadas a coronavirus, 105,800 fueron hombres y 100,000 mujeres. “En términos relativos, esto equivale a un aumento del 18% en las muertes durante este período en estos países combinados. Italia, España e Inglaterra y Gales representaron el 24%, 22% y 28% de este exceso de muertes, respectivamente”, continua el estudio.

Los efectos indirectos asociados al coronavirus son muchos. Algunos de los que menciona la investigación son demora de la prevención de enfermedades y los procedimientos médicos para afecciones agudas y crónicas; pérdida de empleos e ingresos; interrupción de las redes sociales; aumentos en las autolesiones y el crimen, especialmente el abuso doméstico; cambios en la cantidad y calidad de los alimentos y el uso de tabaco, alcohol y otras drogas; y cambios en otras enfermedades infecciosas, accidentes de tránsito, otras lesiones y contaminación del aire como resultado de cambios en los contactos sociales, la movilidad y el transporte. (Acá: Las cuatro caras del machismo en la pandemia)

Comparte en redes: