Padres de niñas de El Carmen de Bolívar rechazan informe del INS

El informe revela que el adormecimiento de extremidades y desmayos de centenares de niñas no lo causó la vacuna contra el VPH sino que se trata de “episodios de causa psicogénica"

AFP

Luego de la revelación del informe del Instituto Nacional de Salud (INS) en el que asegura que la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) no causó el adormecimiento de extremidades y desmayos a centenares de niñas de El Carmen de Bolívar, como lo aseguraban sus familiares, los padres de las menores reaccionaron y criticaron el informe.

Según testimonios recogidos por El Universal, las menores continúan presentando parestesia (hormigueo en las extremidades), algunas aseguran que se les dificulta caminar y mantenerse en pie.

“Mi vida ha cambiado. Dio un giro de 180 grados. No soy la misma de hace un año. Estoy enferma y los médicos no me han diagnosticado nada. Pero es evidente que mi salud se ha deteriorado. Tengo miedo. Duré varios meses sin caminar y ahora otra vez me duele la cadera, el dolor me fastidia y no me deja dormir. Los dolores en el pecho son fuertes y los de cabeza no se me quitan”, dice una de las niñas afectadas.

Héctor Miranda Tobías, profesor de la Institución Educativa Espíritu Santo, sostiene que la escuela no hizo ninguna fumigación en esa fecha como lo sugiere el informe del INS y, Diomara Fernández, madre de una de las niñas asegura que la hija de ella y otras niñas de un colegio privado, también presentan la enfermedad. Lo que respalda Miled Bolaños, quien dice que no son ningunos ignorantes.

“Mi hija tiene un historial clínico que la respalda y me parece de muy mal gusto lo que dice el INS. Rechazamos ese pronunciamiento, nosotros queremos claridad. No es por ignorancia, ni porque estemos en contra de las vacunas porque si así fuera no se las pusiéramos desde que nacen. Nos molesta que nos digan ignorantes, que nosotros por falta de información no sabemos para qué sirve la vacuna. Pero también tiene que ver que hay vacunas que tienen efectos adversos”, indicó.

Mientras tanto, otra niña que sufre estos síntomas critica que primero hayan atribuido los síntomas que tenía a que había jugado la ‘tabla ouija’ y ahora a problemas psicológicos.

“Primero me dijeron que estaba jugando a la ‘tabla ouija’ y ahora me dicen que lo que tengo es psicológico. Siento una impotencia. Y si es así por qué también le ha pasado a las niñas de las veredas. A ellas les tocó peor porque no tiene como transportase al hospital”, manifestó.

A mediados de 2014, centenares de niñas presentaron síntomas como desmayos, adormecimiento de extremidades o convulsiones en El Carmen de Bolívar, la mayoría de las cuales dijeron haber recibido la vacuna contra el VPH. En ese momento, el presidente Juan Manuel Santos sugirió que se trataba de una "sugestión colectiva", afirmación que también desató una ola de protestas en ese municipio.