Padres de niños quemados no los llevan al médico por temor a ser sancionados

Las autoridades de salud señalaron que debe primar la integridad y los derechos de los niños.

Archivo El Espectador

Un fuerte llamado de atención hizo el secretario de Salud del Quindío, José Antonio Correa, a los padres de las ciudades y municipios del departamento para que no expongan la vida de sus hijos.

El funcionario reveló que si bien de forma institucional sólo se han registrado cuatro casos de menores quemados por manipular pólvora, han ocurrido muchos casos más que no son reportados porque los padres no los llevan a los centros médicos para evitar ser sancionados.

Dicha conducta, señaló el funcionario, es mucho más peligrosa que permitir que sus hijos manipulen pólvora, ya que ponen en un doble peligro a los niños.

En lo que va corrido de estas fiestas decembrinas, el departamento del Quindío ha reportado 15 víctimas de quemaduras con pólvora, manteniéndose el número de quemados registrado el año pasado para la misma fecha.

Por su parte, la Policía Nacional ha señalado que intensificará el control de la venta y comercialización de pólvora de forma ilegal.

Aunque gracias a las labores pedagógicas realizadas por las organizaciones gubernamentales y las autoridades, el número de afectados ha bajado durante los últimos años, aún se siguen presentando un alto número de quemados en departamentos como Antioquia, Valle del Cauca y Cauca.

Según las cifras del Instituto Nacional de Salud, Antioquia encabeza el nada honroso primer puesto de personas quemadas durante el periodo 2010-2014, con 946, seguido del departamento del Valle del Cauca con 488, y Nariño con 288.

Aún se desconoce el número de niños que han sufrido complicaciones por la falta de una rápida atención médica. Pero las autoridades hicieron un llamado a los padres para que antepongan la vida y los derechos de los niños antes cualquier miedo a una sanción.