Pese a plan de choque del gobierno, asociaciones de la salud insisten en rechazo de medidas

El ministro de Salud ha explicado que la ‘inyección’ de capital al sistema corresponde al presupuesto que puede invertir el gobierno.

En 2013 se realizaron marchas multitudinarias para exigir el saneamiento de deudas en el sector salud./ Archivo

 Un día después del anuncio del Gobierno de un plan de choque para hacer frente a la crisis en el sector salud que enfrenta el país. Asociaciones de salud de diferentes zonas de Colombia siguen expresando su rechazo a estas medidas y han manifestado que son solo “paños de agua tibia”.

Cerca de 700 instituciones públicas y privadas fueron convocadas a hacer un cese de actividades de media en busca de exigir, lo que consideran deben ser medidas más efectivas para paliar la crisis del sector salud. (Media hora sin médicos para exigir pago de deudas)

Los gerentes de los más reconocidos hospitales y clínicas de Medellín, como el Hospital Universitario San Vicente Fundación, el Hospital General de Medellín y la IPS de la Universidad de Antioquia, han repetido que tendrán que cerrar servicios hospitalarios por insostenibilidad financiera. Según sus cálculos, la cartera hospitalaria en el país supera los $12 billones: a los hospitales privados se les adeuda alrededor de $7 billones y a los hospitales públicos $5 billones aproximadamente.

De acuerdo con los voceros, la crisis se ha vuelto más compleja este año por el descenso mes a mes en los aportes denominados “giros directos”, un compromiso pactado con el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en noviembre de 2014. La iliquidez ha dificultado el pago a sus colaboradores, proveedores y servicios públicos.

Frente a esto, Gaviria ha reconocido que la “inyección” de capital de 1,5 billones de pesos permite resolver un problema complejo de corto plazo de liquidez, por lo que se trata de un “alivio” temporal que no va a “arreglar todos los problemas de la salud”. (Vea: ‘Inyección de presupuesto’ es salvavidas para hospitales, no para EPS: Minsalud)

Sin embargo, ha explicado que el capital invertido es directamente proporcional al presupuesto del Gobierno, que busca garantizar una “senda de recuperación”. “Estamos ante problemas financieros. El sector salud por un tiempo largo funcionó con menos palta de la que estaba gastando, eso llevó a que se acumularan unas deudas muy grandes y se diera simultáneamente un proceso de deterioro patrimonial. Es por eso que hemos planteado una senda de recuperación (...) Cuando uno está resolviendo una crisis necesita unas reglas de juego claras, tiempo y liquidez. Es por ello que la plata que estamos inyectando, hasta el último peso, se va a girar a hospitales públicos y privados del país, no es de fondo un salvavidas para las EPS”, indicó el ministro en entrevista con Blu Radio.

Temas relacionados