Piden aborto para niña paraguaya

La menor de 10 años quedó en embarazo tras ser violada por su padre. Autoridades paraguayas se niegan a realizar el procedimiento.

La historia revive el debate sobre la autorización del aborto en casos de violación. /iStock

Con solo 10 años y 34 kilos de peso, el caso de la niña paraguaya que está embarazada ha empezado a prender las alertas sobre el riesgo que tiene la gestación en menores de edad, ya que la gran mayoría de médicos lo considera un caso riesgoso.

Hospitalizada en Asunción (Paraguay), después de que su madre la llevara por un supuesto tumor abdominal, se supo que la niña tenía cinco meses de embarazo debido a que su padrastro la violaba sistemáticamente. Por esto, hace cinco días fue trasladada al hospital de la Cruz Roja, donde está siendo asistida por una psicóloga y siguiendo una dieta especial en vitaminas, hierro y calcio para compensar su bajo peso.

Aunque los médicos que la atienden afirman que su estado de salud actual es bueno, la madre de la menor ha pedido el aborto para salvarle la vida, pues según lo afirmó Dolores Castellanos, jefa del área de niñez y adolescencia del hospital, al portal BBC Mundo, a medida que la gestación avance, los riesgo son mayores.

Sin embargo, en Paraguay interrumpir un embarazo solo está permitido en caso de que alguna de las vidas, la del bebé o la de la madre, esté en riesgo, por lo que las autoridades se negaron a cumplir esta petición.

Según lo afirma Linda Sosa, directora de la Oficina de Programas de Salud, permitir el aborto en el punto en que está el embarazo de la niña es imposible. “A los cinco meses de gestación el feto está totalmente formado y es de tamaño considerable”.

Al considerar que se trata de una menor de edad que además está embarazada de forma involuntaria, organismos internacionales como Amnistía Internacional (AI) se han pronunciado para cambiar la decisión de los paraguayos. Según los afirman, este caso “constituye tortura y otros malos tratos conforme a la Convención contra Tortura de Naciones Unidas”.

Por esto han creado un movimiento en redes, #NiñaEnPeligro, al que se han unido varios usuarios de Twitter. Entre ellos el vocalista de la agrupación Calle 13, quien pidió a las autoridades proteger la salud de la menor.

Temas relacionados