Piden más esfuerzos para acceso global a tratamientos contra Sida en Honduras

Según cifras del Ministerio de Salud, en Honduras se registran más de 22.000 casos positivos de VIH.

EFE

La ONU y organizaciones hondureñas que agrupan a personas que viven con el virus VIH-Sida en el país coincidieron en la necesidad de intensificar los esfuerzos para mejorar el acceso universal a los tratamientos antirretrovirales de los infectados por esta enfermedad.

Con motivo del Día Mundial del Sida, la directora de ONUSIDA para Honduras, Mirka Negroni, dijo que se prevé erradicar la pandemia para 2030, pero advirtió que esto "requiere de un esfuerzo concentrado en los próximos años para asegurar el acceso a tratamientos" de los infectados por el virus.

En declaraciones a periodistas, Negroni destacó que a medida que se garantice el acceso a medicamentos antirretrovirales continuos "se asegura una buena calidad de vida y la no propagación del VIH a otras personas".

Según cifras del Ministerio de Salud, en Honduras se registran más de 22.000 casos positivos de VIH (virus de la inmunodeficiencia humana, causante del sida), de ellos 9.600 tienen acceso al tratamiento.

La directora de ONUSIDA pidió al Gobierno y sociedad hondureña unir esfuerzos para luchar contra la discriminación y estigma que padecen las personas con VIH.
"Tenemos que reducir la estigma y la discriminación" y promover un "programa de prevención que asegure que no haya más nuevas infecciones" de esta enfermedad, subrayó Negroni.

Además reconoció que se han alcanzado importantes "avances" durante los últimos años en la lucha contra el sida en Honduras, pero señaló que "todavía hay trabajo por hacer para cerrar la brecha" de prevención y tratamiento.

En el mismo sentido se expresó la ministra hondureña de Salud, Yolani Batres, al indicar que facilitar el acceso a información correcta sobre la prevención del VIH es uno de los componentes básicos de la respuesta a la epidemia en el país, donde el primer caso de muerte a causa de esta enfermedad se registró en 1985.

Asimismo, llamó a "disminuir" toda forma de estigma y discriminación ante el VIH y Sida en Honduras, principales obstáculos para que los infectados busquen cuidado médico y participen en estudios clínicos.

El Día Mundial del Sida fue recordado en varias ciudades de Honduras con campañas educativas en plazas públicas en las que hubo una masiva distribución de información y preservativos, principalmente a los jóvenes, que son los más afectados.

La directora de la Asociación por una Vida Mejor en Honduras (Apuvimeh), Sandra Zambrano, por su parte, lamentó que los portadores de VIH "sean discriminados" porque esto provoca que estas personas "se aislen y no quieran acceder a los servicios de salud".

Zambrano instó al Gobierno a "garantizar un buen sistema sanitario que provea los tratamientos y los medicamentos necesarios" a los infectados, y señaló que en el país se registran anualmente entre 1.000 y 1.100 nuevos casos.

El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera, dijo en un comunicado que la discriminación y el estigma impiden "el ejercicio efectivo" de los derechos humanos de las personas portadoras del virus.

"La estigma y la discriminación constituyen una violación a principios fundamentales de todos los derechos humanos (...) y afecta a la sociedad entera porque hace arraigar las injusticias", subrayó Herrera.  

Temas relacionados