¿Políticos saltándose las filas en la vacunación? Este es el panorama en algunos países

Noticias destacadas de Salud

Los planes de vacunación en todo el mundo han priorizado al personal de salud y a los adultos mayores para recibir las primeras dosis. Sin embargo, en algunos países personajes de la escena política se han saltado la fila sin ser considerados como población de riesgo.

Los planes de vacunación contra el coronavirus en todo el mundo han estado caracterizados por la priorización a las personas más vulnerables. Hasta el momento, el personal de salud, que es la primera línea en enfrentarse a la infección y los adultos mayores, quienes representan un riesgo alto de muerte, han sido los primeros en la fila. Sin embargo, en las últimas semanas, en algunos lugares se ha visto un fenómeno que suscita muchos debates y más en un tiempo de tanta espera como la ha sido la pandemia: políticos vacunados sin ser una población de riesgo.

En España, por ejemplo, el debate ha estado abierto en los últimos días pues además de ser varios los políticos que lo han hecho, muchos incluso se han atrevido a argumentar la necesidad de que su inmunización se priorice. Como consecuencia, en menos de dos días, tres cargos públicos han dimitido por saltarse la cola de las vacunas. Es el caso del consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas y los exconcejales del Partido Nacionalista Vasco Eduardo Maíz y José Luis Sabas.

Le puede interesar: Joe Biden se vacunó contra el coronavirus

El caso de Villegas fue uno de los más controversiales porque además de la dosis que recibió, su esposa también se vio beneficiada. Aunque en un principio el consejero argumentó que él hace parte del personal sanitario y que se vacunó siguiendo el protocolo nacional, el pasado 21 de enero presentó su renuncia ante las constantes discusiones. En otros lugares de España como Tarragona, Valencia, Alicante, Córdoba, Extremadura y Ceuta también se han presentado casos de funcionarios. El Partido Socialista Obrero Español, por su parte ya ha suspendido de militancia a los alcaldes que han incumplido el protocolo vacunándose.

Aunque muchos políticos españoles dicen que su dosis hizo parte del plan de vacunación del país europeo, el protocolo de distribución de las dosis en la fase 1 priorizaba a personal de salud, ancianos y personas con discapacidades que se encuentren en residencias.

El panorama en otros países no es muy diferente. En Estados Unidos, por ejemplo, uno de los primeros grupos en acceder a la vacuna fue la clase política. Joe Biden, Kamala Harris, Mitch McConnell o representantes jóvenes y de menor rango como Alexandria Ocasio-Cortez ya han recibido su primera dosis. Incluso, antes de su salida como vicepresidente de la administración de Donald Trump, Mike Pence, fue de los primeros altos funcionarios de la Casa Blanca en recibir la dosis contra el virus en el pasado mes de diciembre.

Otro de los casos es el de Israel en el que Benjamin Netanyahu, primer ministro, fue el primer ciudadano en vacunarse. Lo hizo en directo, en la televisión. “He pedido vacunarme primero, junto al ministro de Sanidad, para servir de ejemplo personal e invitaros a todos a la vacunación”, explicó a medios internacionales. Lo cierto, es que tanto Netanyahu, con 71 años, como Biden con 78 tienen son población de riesgo.

Comparte en redes: