La polución aumenta diagnósticos de depresión, según estudio

Noticias destacadas de Salud

Una investigación con adultos en Reino Unido descubrió que un aumento leve en la polución aumenta el riesgo de trastornos mentales en un 39%.

De acuerdo con la organización Mundial de la Salud, el 90% de la población mundial está expuesta a la polución. Si el dióxido de nitrógeno que producen los vehículos que funcionan con diésel aumenta, el riesgo de trastornos mentales aumenta en un 39%. Para la contaminación por partículas diminutas, que proviene de la quema de combustibles y el polvo de frenos y neumáticos, el riesgo aumentó en un 18%.

Así lo determinó una investigación de King’s College (Reino Unido) publicada en la revista Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology. Los investigadores siguieron a 1.000 londinenses durante cinco años, y usaron cuestionar para evaluar la salud mental en dos de los distritos con más polución de Londres. También tuvieron en cuenta factores como la edad, el nivel socioeconómico, las privaciones del vecindario y la frecuencia de beber, fumar y hacer ejercicio (que son otros factores que contribuyen al riesgo de trastornos mentales).

""La contaminación del aire no es el único factor que puede tener un impacto en la presencia de trastornos mentales, pero es prevenible. La introducción de medidas para reducir la contaminación del aire puede representar una medida de salud primaria poco común y potencialmente impactante para la prevención de trastornos psiquiátricos", dijo el doctor Ioannis Bakolis, profesor del King’s College de Londres y quien dirigió la investigación, a The Guardian.

Investigaciones recientes han relacionado el aire sucio con un aumento de los suicidios e indican que crecer en lugares contaminados aumenta el riesgo de trastornos mentales. Otra investigación encontró que la contaminación del aire causa una reducción “enorme” de la inteligencia y está relacionada con la demencia. Una revisión global en 2019 concluyó que la contaminación del aire puede estar dañando todos los órganos del cuerpo humano y otro (este de 2016) concluyó que las partículas de contaminación del aire alcanzan el cerebro.

De acuerdo con la investigación, los niveles promedio de cada distrito de Londres varían entre 24 a 83 microgramos por metro cúbico, pero si esos valores aumentan solo tres unidades, el riesgo de problemas de salud mental aumenta en un 39%

Comparte en redes: