La rara alergia a alimentos que se activa con el ejercicio

El ejercicio no debe ser intenso para que la reacción aparezca, con tan solo andar, correr o bailar se presenta la alergia.

EFE

En 1979 fue descubierta por primera vez una rara alergia que se activa con el ejercicio al momento de observar a un corredor de fondo que sufría reacciones anafilácticas recurrentes, de intensidad variable, al practicar ejercicios tras la ingestión de mariscos.

Aunque el ejercicio no acelera la aparición de cualquier tipo de alergia y no se da en todas las personas que sufren de estas, sí se sabe que es más frecuente de los que inicialmente se intuía, así lo manifestó el coordinador del comité de alergia a alimentos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, SEAIC, Joan Bartra, al portal web de la BBC Mundo.

Antes del primer estudio a un caso se pensaba que la alergia se debía a la práctica de ejercicio físico, no obstante, dieron con que la reacción se da cuando se ingiere un alimento al que se es alérgico y luego se practica deporte o al momento inmediato de haberlo practicado.

De acuerdo con las investigaciones, la alergia no logra sentirse cuando se ingiere un alimento específico al que se es alérgico, sino cuando la persona usa sus aptitudes físicas y avanza en estas, lo que eleva la temperatura corporal, aparecen picores, mareos y algunos síntomas típicos de las alergias, como urticaria e hinchazón, pudiendo llegar a provocar anafilaxia.

Joan Bartra afirma que el ejercicio no debe ser intenso para que la reacción se presente, con tan solo andar, correr o bailar, agregando que aunque no se conocen las causas exactas de la relación con el ejercicio, parte de la explicación podría ser que con el ejercicio el alimento se absorbe con más facilidad y las proteínas de estos alimentos que causan alergia no se desnaturalizan y llegan con mayor cantidad en sangre provocando la reacción alérgica".

Aunque muchas alergias no se hacen notar aunque la persona haya ingerido el alimento que le afecta, la mayoría de pacientes que presentan anafilaxia inducida por ejercicio son alérgicos a alimentos, principalmente a frutas y verduras, no obstante, esto puede presentarse debido a cualquier alérgeno alimentario.

Según Barta, para que se produzca la reacción alérgica no es necesario que la ingesta de alimento y el ejercicio se deban de hacer al mismo tiempo, afirmando que “la interacción del alimento con el ejercicio puede ser todo lo que dura el proceso de digestión desde que tomas el alimento, es decir, cuatro horas después".

"Yo puedo tener alergia a un alimento determinado y cuatro horas después de haberlo comido, si hago ejercicio, puedo todavía tener una reacción alérgica, porque este alimento todavía está en su proceso digestivo y por lo tanto puede ser absorbido", explicó el experto.