Razones para decirle no al sedentarismo

Una constante inactividad física influye en el estado de salud tal como lo hace el consumo de alcohol y tabaco y la mala alimentación.

EFE

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas inactivas son aquellas que no hacen por lo menos 90 minutos de actividad física en la semana. Esto, resulta riesgoso tanto para el estado de salud como lo hace el consumo de alcohol y tabaco y una mala alimentación.

Estos son los riesgos a los que está expuesto por el sedentarismo:

1. Un informe publicado en 2010 por la OMS advierte que la falta de actividad física y la mala alimentación son la segunda causa de mortalidad en el mundo luego del tabaquismo. Esto corresponde a 3.2 millones de muertes prematuras cada año.

2. La actividad física frecuente minimiza el riesgo de tener depresión, pues influye en el estado de ánimo.

3. El sedentarismo duplica el riesgo de padecer diabetes tipo II, hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.

4. Dejar el sedentarismo no significa practicar actividad física intensa. Basta con ejercicio moderado al menos tres veces a la semana.

5. No es necesario tener sobrepeso u obesidad para sufrir los efectos del sedentarismo, según el doctor Francisco García-Mauro, las personas delgadas también los padecen. “Hay estudios que mueren más delgados sedentarios que personas con sobrepeso activas”, dijo García-Mauro a The Huffington Post.

6. La vida sedentaria produce mayor inactividad. Tal como explicó García-Mauro “se pueden hacer adaptaciones positivas al esfuerzo, pero también adaptaciones negativas a la inmovilización”.

7. La OMS dice que hacer actividad física durante una hora al día reduce el riesgo de sufrir las consecuencias del sedentarismo en un 25%.

8. El sedentarismo ocasiona aumento de apetito y por ende, aumento de peso. De acuerdo con un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, pasar tiempo sin practicar ninguna actividad física produce más hambre, pues el organismo deja de segregar irisina, una hormona encargada de convertir la grasa blanca (mala) en grasa parda (buena).

9. Las personas sedentarias presentan más problemas para conciliar el sueño. El ejercicio físico propicia un óptimo descanso en las noches cuando se realiza al menos tres horas antes de ir a la cama.

10. No practicar ejercicio físico podría producir problemas en las relaciones sexuales y la esperma. Un estudio del European Journal of Applied Physiology señala que los hombres inactivos tienen menor volumen eyaculado, espermatozoides más escasos y menos hormonas necesarias para formar esperma.

11. Los sedentarios son personas menos productivas. Aquellos que dedican tiempo para practicar ejercicio suelen trabajar con más intensidad y productividad.

12. En las mujeres en gestación, aumenta el riesgo de que el bebé nazca por cesárea. Como afirma el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (CAOG), las mujeres embarazadas deben hacer actividad física con moderación todos los días, lo cual reduciría la posibilidad de que los recién nacidos pesen más de cuatro kilos y posibilitan un parto normal.

13. Todo empieza desde casa. Es necesario educar a los hijos, sobrinos y primos para que entiendan la importancia del ejercicio. Niños sedentarios serán adultos sedentarios.

14. Trae beneficios sociales: mejora el rendimiento escolar, reduce el absentismo laboral y reduce costos en atención sanitaria, así lo afirma madridsalud.org.