Riesgos laborales por nuevas ocupaciones, una epidemia escondida

Expertos extranjeros y nacionales revisarán los nuevos desafíos de los estados y las empresas frente a la seguridad de sus trabajadores.

123 RF

Desórdenes músculo-esqueléticos,  mentales y emocionales, al igual que enfermedades emergentes como la hipersensibilidad múltiple, cánceres ocupacionales y las ocasionadas por nuevas tecnologías, son denominadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), como la epidemia escondida a la que deben hacer frente los sistemas de salud de los países.

Hasta hace dos décadas, el Estado concentraba la atención en enfermedades laborales como las pulmonares por asbestosis o neumoconiosis, dermatosis, hipoacusia y sordera, intoxicaciones por plaguicidas y otros tóxicos (mercurio, plomo, arsénico, benceno, tolueno y xileno) y alergias ocupacionales.

Un informe del Consejo Colombiano de Seguridad muestra que el panorama ha cambiado debido a la variedad de actividades que se han desprendido del frecuente uso de las nuevas tecnologías, de la inclusión del género femenino en nuevas tareas, especialmente de la construcción, del aumento en la informalidad, y de los avances industriales y en manufactura.

Temas como estos serán abordados en el 47 Congreso de Seguridad, Salud y Ambiente, que se realizará del 25 al 27 de junio en Compensar, organizado por el Consejo Colombiano de Seguridad (CCS). Treinta expertos entre extranjeros y nacionales revisarán temas como los nuevos desafíos de los Estados y las empresas frente a la seguridad de sus trabajadores.

A junio de 2013 se registraron en Colombia 10.246 enfermedades laborales calificadas, lo cual representa un aumento del 6,52% con respecto a 2012.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU – OSHA), un grupo de trabajadores que se encuentra en riesgo son los que laboran en los centros de llamadas o call center, que en los últimos años se han incrementado considerablemente y que están expuestos a múltiples riesgos, como trastornos músculo esqueléticos por estar mucho tiempo sentados o malos diseños ergonómicos, trastornos auditivos por el uso prolongado de diademas o auriculares, enfermedades de nariz y garganta, problemas en la voz, estrés y síndrome de Bournout por la alta exigencia mental y emocional.

Precisa el informe de prensa que en el país esta industria ha crecido considerablemente, al punto de que, según la Asociación Colombiana de Call Center, en los últimos años el porcentaje de empleos generados este gremio creció en un 30%, lo cual implica que muchos más trabajadores se han visto expuestos a los riesgos antes mencionados y su incremento continúa.

Cifras de la segunda encuesta Nacional de Condiciones de Salud y de Trabajo en el Sistema general de Riesgos Laborales del Ministerio del Trabajo de Colombia, indican que el 90 por ciento de las enfermedades laborales en el país corresponden a las lesiones músculo esqueléticas, seguidas de patologías auditivas con el 4%, trastornos mentales 1.1%, y lesiones de la piel 1.0%. Igualmente, se ha incrementado el reconocimiento de enfermedades de origen laboral y la incidencia de enfermedades del sistema respiratorio que ha llegado al 50 por ciento, comportamiento constante hasta la fecha.

Con respecto a las lesiones en la piel y tejido subcutáneo se observa un comportamiento constante, con un promedio de 99 casos reportados por año, siendo el principal diagnóstico la dermatitis. Las lesiones de oído presentan un comportamiento constante con una variación del 20%, soportado de manera constante por el diagnóstico de Hipoacusia Neurosensorial.

En 2013, los sectores económicos con mayor número de enfermedades reportadas son la industria manufacturera, que encabeza el número de enfermedades laborales con 2.796 casos, le sigue el sector inmobiliario con 1.617, y el sector de agricultura, ganadería, caza y silvicultura presentaron 1.139 casos.

Durante este año, la mayoría de reportes de casos se centró en Bogotá con 4.989 casos de enfermedad laboral con un índice de 155%, sigue Valle con 1.209 casos reportados, con índice de 132% y el tercer lugar lo ocupa Cundinamarca con 827 casos y un índice de 270%, remarca el informe de prensa del Consejo Colombiano de Seguridad.
 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Nutrición, clave en la buena salud

Dormir poco lo lleva al aislamiento social