Santos anuncia reforma en la Superintendencia de Salud

En las próximas semanas se expedirá un decreto que defina las condiciones financieras y de operación para las EPS.

Uno de los temas de más relevancia durante el discurso del presidente Juan Manuel Santos en la instalación del Congreso de la República fue la salud. El primer mandatario anunció una reformar en la Superintendencia de Salud para mejorar sus actividades de control.

Informó que el Gobierno liquidará la Comisión de Regulación en Salud –CRES–, para que sus funciones las asuma el Ministerio de Salud con el apoyo de una junta técnica.

“En las próximas semanas expediremos un decreto que defina las condiciones financieras y de operación para las EPS con requisitos más estrictos que garanticen su idoneidad, hasta que tengamos solamente EPS sólidas, eficientes y transparentes, que aseguren debidamente la salud de sus afiliados”.

Señaló que el próximo mes se adoptará oficialmente la Política Farmacéutica Nacional para racionalizar el precio de los medicamentos y se adelantará un proceso de simplificación de trámites en el Fosyga.

“Ya pensando en el mediano y el largo plazo, estamos conformando un equipo de trabajo en la Presidencia y otro externo que sirva de apoyo al Gobierno nacional para que consoliden y formulen las mejores alternativas de solución. Sabemos que el sistema actual no está funcionando bien y por eso necesitamos cambios de fondo”.

Santos dijo que no se trata de acabar con el sistema actual ni de volver a un pasado del que nadie tiene buen recuerdo.

“Somos conscientes de los problemas que enfrenta la salud y estamos actuando para resolverlos. Hemos avanzado mucho, pero nadie puede olvidar de dónde venimos ni tampoco desconocer que las dificultades en el sistema de salud se vienen acumulando de mucho tiempo atrás”, agregó.

Dijo que durante su Gobierno se ha permitido entregarle directamente a los hospitales cerca de 7 billones de pesos. “Actualizamos el Plan Obligatorio de Salud (POS), algo que el país estaba esperando, con lo que los colombianos, todos, tienen ahora acceso a más servicios y tratamientos de primera línea, y ya no tienen que acudir a tutelas para que se los aprueben”.

Reconoció que todavía falta mucho. “Mal haríamos en desconocer los grandes problemas que aún subsisten en la calidad del servicio, en la delicada situación financiera y de operación de hospitales y clínicas, en la fragilidad de algunas EPS”.

En los próximos dos meses se entregarán 1,1 billones de pesos a los hospitales y clínicas para que regularicen su situación de cartera.