Esto es lo que se debe hacer en caso de quemaduras con pólvora

El Jefe del programa de Cirugía Plástica de la Fundación Universitaria asegura que lo mejor es cubrir la herida con un paño limpio con agua fría y dirigirse al centro de salud más cercano.

Archivo El Espectador

Con la época navideña se han incrementado los casos de personas quemadas, y aunque la cantidad es menor en comparación al año anterior, durante 2014 se ha registrado más venta de elementos pirotécnicos en calles de ciudades y municipios del país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), hasta el 10 de diciembre del presente año se presentaron 135 quemados, un 48% menos de los que se reportó en 2013 (224), de los cuales el 46% corresponde a menores de edad.

Entre las zonas del cuerpo más afectadas por las quemaduras se encuentran las manos, 77 de los casos, y la cara con 26 casos, de las cuales el 50% son quemaduras de segundo grado, aquellas que afectan la epidermis y parte de la dermis, produciendo ampollas.

Existen otros dos tipos de quemaduras: las de grado 1 que causan enrojecimiento e inflamación local y no dejan cicatriz si se maneja adecuadamente, el aspecto es similar al causado por una quemadura solar en un día de vacaciones; y las de grado 3, siendo las más graves ya que destruyen tejidos y pueden llegar a afectar el músculo y en casos extremos el hueso.

Debido a la delicadeza con la que debe manejarse una quemadura, la hospitalización es larga, dolorosa y costosa.

Según el Dr. Jorge Cantini, Jefe del programa de Cirugía Plástica de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud (FUCS), la recuperación de las quemaduras es compleja, especialmente en niño, y no solo físicamente, también sicológicamente.

“La recuperación de una persona quemada es difícil, especialmente si se trata de un niño, pues en él pueden quedar cicatrices y lesiones que en muchos casos afectan a la persona a nivel integral y requieren tratamientos progresivos con apoyo sicológico”, aseguró el Dr. Cantini en conversación con Caracol Radio.

Entre las recomendaciones que hace el Dr. Cantini para el tratamiento de quemaduras producidas por pólvora, algún líquido o artefacto que produzca fuego, se encuentra el no aplicar cremas ni aceites, por el contrario solo se debe cubrir la herida con un paño limpio humedecido con agua fría e ir a una entidad de salud cercana, sin importar el grado de la quemadura.

A lo anterior agrega que es preferible no reventar las ampollas que se produzcan por la quemada ni auto medicarse, así como no frotarse la herida a pesar de la comezón que pueda presentarse.

El Dr. Cantini puntualiza que es preferible mantenerse alejado de las sustancias explosivas, ya que pueden causar agraves heridas y llegar a ser mortales.

“Se debe ser precavido y evitar el contacto con pólvora y cualquier elemento de pirotecnia, ya que las lesiones producidas por el uso inadecuado de este material son altamente peligrosas y en algunos casos mortales”, explica Cantini.
 

Temas relacionados