Se huele un impuesto del 20% a las bebidas azucaradas en el país

La próxima semana se presentará la reforma tributaria que posiblemente tendrá un doliente en gaseosas, tés y otros productos.

El 51 % de la población colombiana sufre de obesidad y el 17% son niños. / Steve Cukrov

La próxima semana se presentará la reforma tributaria que posiblemente tendrá un doliente en las bebidas azucaradas. Al tema ya se le ha cortado mucha tela en el mundo, pues en países como México, Perú y algunos estados de Estados Unidos ya se gravaron estos productos.

De hecho, el pasado martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) le pidió a los gobiernos que graven con un impuesto del 20 % los precios de estas bebidas con el fin de reducir en el mismo porcentaje de su consumo y combatir la obesidad en el mundo, en donde un adulto de cada tres está en sobrepeso.

En Colombia las cifras no dejan de ser sorprendentes: el 51% de la población colombiana sufre de obesidad, el 17 % son niños y la tasa anual de muertes por enfermedades asociadas al consumo de bebidas azucaradas es de 4.928 personas, según lo explicó Martha Sandoval, economista e investigadora de Educar creadora de una de las campañas más agudas (que fue sacada del aire) para alertar sobre la salud de los colombianos. (Vea aquí el comercial que sacaron del aire sobre bebidas azucaradas).

Con estas recomendaciones la organización le da un empujón más a las propuestas que ha hecho el ministro de salud, Alejandro Gaviria, dado que la medida podría reducir el consumo de esos productos y por ende "salvar vidas". La propuesta ya la viene estudiando el Ministerio de Salud buscando obtener recursos de cerca de un billón de pesos por año destinados al sector.

El informe de la organización cita el caso de México, un país que impuso en el 2014 un impuesto a las bebidas azucaradas y que aumentó en 10 % su precio, lo que provocó una caída del 6 % en el consumo.

A escala mundial la cantidad de casos de obesidad se duplicó desde 1980. Tema que fue preocupante. En 2014 más de 1.900 millones de adultos, es decir, personas de 18 años y más, estaban en sobrepeso, y de ellos más de 600 millones eran obesos. En 2015, por su parte, 42 millones de niños de menos de 5 años tenían sobrepeso o eran obesos.

Habrá que ver cómo se resuelve este impuesto para las bebidas azucaradas que como dijo el economista Barry Popkin, uno de los más respetados investigadores en el mundo en el tema de nutrición, recomienda eliminar la publicidad de la comida chatarra para combatir los altos índices de obesidad.

Como aseguró Popkin hay que empezar a “mirar el ejemplo chileno para poner impuestos en la comida chatarra y piense en la manera de promocionar sólo la comida saludable, que cree las bases para que los grupos que quieran vender y promover la comida saludable puedan ser oídos. Necesitamos programas agresivos para combatir el sobrepeso”, concluyó.