La situación de personas discapacitadas en Colombia

En el país existen más de un millón de personas registradas con algún tipo de discapacidad, 545.876 son mujeres y 516.030 hombres, en su mayoría con edades superiores a los 60 años.

Archivo

En 1992 durante una asamblea la Organización Mundial de Naciones Unidas (OMS) declaró el 3 de diciembre como el “Día Internacional de las Personas con Discapacidad”, no obstante, es una fecha poco recordada que deja a las personas con dificultad física, mental o cognitiva también con una de parte de la sociedad.

La OMS explicó que la discapacidad “es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación”, definición que engloba tanto a aquellos que nacieron con dificultades como otros que en el transcurso de sus vida debido a accidentes sufrieron percances.

En un informe del Ministerio de Salud y Protección Social se muestra que en Colombia hay más 1 millón de personas registradas con algún tipo de discapacidad (545.876 son mujeres y 516.030 hombres), de los cuales el 47% son casos de personas mayores de 60% en su mayoría de estratos 1 y 2.

A pesar del desconocimiento de las leyes y medidas que cobijan a los discapacitados en el país sean poco conocidas, se han producido avances significativos respecto al tema.

En Colombia existen leyes como la 1346 del 31 de Julio, que ratifica la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad y reglamenta la organización de un servicio de apoyo pedagógico para la atención de estudiantes con discapacidad, con lo que se busca un mejor trato y condiciones de vida más favorables para los discapacitados.

A pesar de las medidas que existen, las personas con discapacidad viven en su mayoría en difíciles condiciones de vida, casi siempre tienen mala alimentación, además desatención en salud, pobreza extrema, por lo general son discriminadas y poco aceptadas en campos laborales y educativos, por lo que según la Ft. Jackeline Agudelo, Coordinadora de Rehabilitación del Hospital de San José exaltó la importancia de que las instituciones prestadoras de salud "lleguen a consensos que permitan tener una estrategia de actuación unificada para mejorar la inclusión, atención, detección, tratamiento y/o rehabilitación de estas personas”.

A lo anterior agregó que es pertinente identificar “oportunidades de desarrollo en la sociedad para cada persona dependiendo de su limitación y fomentando el derecho fundamental que tienen como usuarios de un servicio”.