Lo que soñamos antes de morir

En un intento por entender mejor las experiencias cercanas a la muerte, un grupo de psicólogos de dos instituciones de Nueva York, decidieron analizar el contenido de los sueños y visiones de 66 pacientes terminales.

En un intento por entender mejor las experiencias cercanas a la muerte, un grupo de psicólogos del Center for Hospice & Palliative Care y del Canisius College, ambas instituciones de Nueva York, decidieron analizar el contenido de los sueños y visiones de 66 pacientes terminales.

Los investigadores preguntaron a los voluntarios del estudio por la frecuencia de sus sueños, las visiones que experimentaban, así como el contenido y el significado que les atribuían. La encuesta, una de las primeras que se realizan a personas en esta condición, también incluyó preguntas sobre las emociones asociadas a estos sueños. Todo esto con el fin entender un poco mejor las “experiencias cercanas a la muerte”.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista especializada Journal of Palliative Medicine, revelaron un rasgo llamativo. De acuerdo con los psicólogos norteamericanos, muchos de los sueños reportados por los pacientes estaban poblados de seres queridos. También se constató que la mayoría de los participantes habían tenido al menos un sueño o una visión relacionados con la muerte; que casi la mitad de los sueños y visiones se dieron mientras dormían, y que casi todos ellos les habían parecido “reales” a los moribundos.

Como lo reseñó el portal Tendencias 21, los sueños en los que aparecían familiares y amigos tenían un efecto reconfortante en los pacientes y fueron más frecuentes a medida que la muerte estaba más cerca.

Los psicólogos apuntaron que las “experiencias cercanas a la muerte”, como se conoce a estos fenómenos, son comunes durante el proceso de la muerte, “caracterizado por una sensación constante de realismo y por un significado emocional marcado”. James P. Donnelly, psicólogo del Canisius College, cree que “estos sueños y visiones pueden mejorar la calidad de vida (de los pacientes) y deben ser tratados en consecuencia”.

Donnelly aclaró en un comunicado de prensa que estos sueños y visiones no deben confundirse con delirios: “Durante un estado de delirio, la persona pierde su conexión con la realidad y la capacidad de comunicarse de manera racional. El delirio es preocupante y peligroso, y debe ser tratado médicamente. Por el contrario, nuestro estudio muestra que estos sueños suelen ser reconfortantes, realistas y a menudo muy significativos”.

 

595766

2015-10-28T22:18:53-05:00

article

2015-10-28T22:18:53-05:00

none

Redacción salud

Salud

Lo que soñamos antes de morir

30

2408

2438

Temas relacionados

 

El Joker, según la psiquiatría