La "sutil" relación entre el tamaño de los senos y el cáncer de mama

Los investigadores, que estudiaron los datos genéticos de 16.000 mujeres europeas, encontraron que existen variantes genéticas que podrían explicar este vínculo.

¿Qué relación existe entre el tamaño de los senos y el riesgo de sufrir cáncer de mama? La pregunta ha motivado decenas de investigaciones pero al parecer sólo hasta ahora hay una evidencia concluyente de este vínculo. A mayor volumen habría más riesgos.

Investigadores de la empresa de genética 23andMe, de Estados Unidos, encontraron que el gen receptor del estrógeno “juega un papel vital” tanto en el crecimiento de las glándulas mamarias como en la aparición de este tipo de cáncer.

“Los factores genéticos que encontramos apoyan el concepto de que existe una sutil relación entre el tamaño de los senos y el cáncer de mama”, explica el doctor Nicholas Eriksson, líder de esta investigación que tuvo en cuenta los datos de alrededor de 16.000 mujeres europeas. Explica además que se identificaron siete factores genéticos asociados directamente con el tamaño de los senos y que tres de ellos están “fuertemente correlacionados con mutaciones como el cáncer de mama”.

Los hallazgos, publicados en la revista BMC Medical Genetics, están basados en las respuestas que las participantes dieron a través de una encuesta y comparados con una base de datos genéticos de millones de mutaciones. Según el doctor Eriksson esta representa “la primera evidencia genética” de este vínculo. “Algunos estudios han encontrado que el tamaño de senos de las jóvenes está asociado con un aumento leve del riesgo de cáncer de mama, pero sólo en las mujeres jóvenes”.

Más allá de estas conclusiones los investigadores son cuidados al afirmar que los factores genéticos encontrados hasta ahora “no son suficientes para explicar rotundamente esta asociación”, pero sí soportan la idea de que ambos factores están relacionados.

“Aunque estos resultados no apoyan directamente una relación epidemiológica entre el tamaño de los senos y el cáncer, este estudio contribuye a un mejor entendimiento sobre la función de algunos de estos genes y regiones que podrían ser útiles en combatir el cáncer de mama”, dice el doctor Eriksson.

Temas relacionados

 

últimas noticias