La telemedicina llega a Mompox

Alrededor de cuatro millones de colombianos sufren de enfermedad renal crónica. Las consultas con especialistas vía internet están permitiendo la atención de pacientes en las zonas más apartadas del país.

La conexión se realiza a través de un programa computacional que permite la atención en tiempo real por el especialista.

Lourdes Palomino nació en Mompox, Bolívar, hace 73 años. Toda la vida se ha dedicado al cuidado de sus hijas, de sus gatos y de su casa: un lugar que, pese a su sencillez, hace parte de ese entramado arquitectónico que en 1959 fue declarado Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad.

Sus días transcurrían con la misma tranquilidad y parsimonia que caracterizan a sus coterráneos, hasta que, hace dos meses, una noticia irrumpió en su pacífica rutina: durante un chequeo médico le informaron que sus riñones estaban dejando de funcionar y que, de no recibir el tratamiento farmacéutico adecuado, tendría que someterse a mecanismos más drásticos para salvar su vida, como la diálisis.

La gravedad de una enfermedad renal crónica se duplica cuando la persona que la padece vive en un lugar apartado. Para recibir atención médica especializada, una paciente como Lourdes debe viajar alrededor de una hora en taxi o moto desde Mompox hasta el municipio de Cicuco, donde debe tomar una chalupa para desplazarse durante 40 minutos por el río Magdalena hasta llegar al municipio de Magangué y emprender seis horas más de carretera hasta Cartagena, donde, si cuenta con suerte, será atendida por un especialista. “¿Se imagina si tuviera que someterme a una diálisis diaria?”, dice Lourdes, y agrega: “Nadie estaría dispuesto a financiar el transporte y mucho menos mi traslado definitivo hacia otra ciudad”.

Afortunadamente, la enfermedad de Lourdes fue detectada a tiempo gracias al programa de Telenefromedicina, una iniciativa para la prevención de patologías renales impulsada por la compañía Renal Therapy Services (RTS) y la EPS Mutual Ser.

El programa, cuyo lanzamiento oficial se realizó el pasado 2 de marzo, ofrece de manera virtual atención médica especializada a los habitantes de Mompox y de zonas aledañas. “El paciente es atendido directamente por el médico general y virtualmente por un equipo de nefrólogos que se encuentran en la ciudad de Medellín. La conexión se realiza a través de un programa computacional que le permite ser atendido en tiempo real por el especialista”, explica Stefano Laganis, gerente general de RTS en Colombia.

La cita de Telenefromedicina transcurre como cualquier otra: el médico general toma los signos vitales del paciente, lo pesa, lo escucha, pregunta por su sintomatología, etc. El nefrólogo escucha y observa al paciente a través del programa (similar a Skype, pero mucho más ágil y nítido), ordena los exámenes pertinentes, prescribe los medicamentos necesarios, indica al médico general los pasos a seguir en el tratamiento y les da instrucciones al paciente y sus acompañantes.

“Durante mi cita, que se extendió por más de 40 minutos, sentí que tenía al nefrólogo a mi lado. Este programa demuestra que la distancia ya no puede seguir siendo un pretexto de la ausencia de medicina especializada en las regiones”, dijo Lourdes Palomino durante el acto de lanzamiento del proyecto.

Según Stefano Laganis, más de 2.300 habitantes del Sur de Bolívar se beneficiarán con esta iniciativa. “La telemedicina, que pronto espera cubrir otras especialidades, llega a la región con el objetivo fundamental de prevenir el desarrollo de enfermedades renales y sus consecuencias”, dice. “La medicina en Colombia debe cambiar sus paradigmas y prestar más atención al ámbito de la prevención. En este caso buscamos que los pacientes renales no lleguen al punto de tener que someterse a la diálisis”, agrega Laganis.

Próximamente, RTS abrirá otros puntos de Telenefromedicina en lugares como Caucasia (Santander), Tumaco (Nariño), El Carmen de Bolívar y Magangué (Bolívar).

En la actualidad, más de 4 millones de colombianos padecen de enfermedad renal crónica en algún grado. De ese grupo poblacional, aproximadamente 23.000 personas presentan un estado avanzado de la enfermedad y deben someterse a un tratamiento de hemodiálisis o de diálisis peritoneal.

Las principales causas de ésta patología (catalogada como un enemigo silencioso por no presentar sintomatología en sus etapas iniciales) son la diabetes y la hipertensión. Los departamentos en los que más casos de esta enfermedad hay son Valle del Cauca, Quindío, Bogotá, Antioquia, Risaralda, Tolima y Bolívar.

“La posibilidad de acceso a atención especializada oportuna constituye el mecanismo más adecuado de prevención”, dice Laganis. “Es importante comenzar a combatir los bajos niveles de información que recibe la ciudadanía sobre la enfermedad renal crónica, otra de las causas que facilitan su avance hasta puntos tan trágicos como la muerte”, concluye.

 

*Mompox

 

[email protected]

Temas relacionados

 

últimas noticias