Tire y afloje de las reformas a la salud

El gran revolcón del sistema de salud vendrá en el segundo semestre del año, con el proyecto de ley ordinaria que les quita poder a las EPS.

Los ministros de Salud, Alejandro Gaviria, y Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la discusión en Senado.   / Luis Ángel
Los ministros de Salud, Alejandro Gaviria, y Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la discusión en Senado. / Luis Ángel

Los planes del Gobierno para darle un vuelco al sistema de salud, sumido en una profunda crisis financiera por lo menos durante la última década, están a un paso de ser una realidad. El proyecto de ley estatutaria —que define, regula y establece los mecanismos para proteger el derecho a la salud— fue aprobado el pasado martes a altas horas de la noche por la plenaria del Senado y al cierre de esta edición continuaba en discusión en la Cámara. Los 28 artículos que lo conforman serán la columna vertebral sobre la que se estructurará el nuevo sistema.

La discusión en el Senado dejó un sinsabor, especialmente por la aprobación de un artículo que establece que los recursos que el Estado proveerá para el sistema no podrán afectar la sostenibilidad fiscal del país, lo que algunos críticos señalaron que sería una especie de limitante financiera para el sistema. El artículo reza que “el Estado dispondrá, por los medios que la ley estime apropiados, los recursos necesarios y suficientes para asegurar progresivamente el goce efectivo del derecho fundamental a la salud”.

En defensa de esta propuesta el ministro del Interior, Fernando Carrillo, señaló que “la sostenibilidad fiscal no es un limitante para el acceso a los derechos fundamentales” y complementó asegurando que se trataba más bien de “un criterio de interpretación a la hora de determinar los beneficios, luego no lo interpretemos como una limitación. Hacerlo de esa forma es ir por el camino equivocado”.

La discusión en la plenaria de la Cámara empezó ayer con una proposición de Alba Luz Pinilla, representante del Polo Democrático, para hundir el proyecto; propuesta que fue rechazada con 82 votos en contra y 5 a favor. Sin embargo, también se mostraron en desacuerdo con el proyecto Ángela Robledo (Partido Verde) y Gloria Stella Díaz, vocera de la bancada del Mira.

Además de este proyecto, el Gobierno también está impulsando una ley ordinaria para reformar el sistema, que será discutida en el segundo semestre del año y que definirá el modelo en el que operará el nuevo sistema. Esta iniciativa, que seguramente será objeto de discusiones más álgidas, plantea el cambio de naturaleza de las EPS a gestoras de salud con menor maniobra financiera y establece la creación de un fondo único del Gobierno para manejar los recursos del sector.