Ultimátum de Supersalud a Caprecom EPS

Se busca proteger el derecho a la salud de la población afiliada y evitar daños a la red de prestadores.

La Superintendencia Nacional de Salud impuso a la Caja de Previsión Social de Comunicaciones Caprecom un programa de recuperación, el cual tiene el propósito de evitar que la EPS incurra en causal de toma de posesión de sus bienes, haberes y negocios.

La Resolución No. 2228 del 15 de noviembre de 2013 sugiere que la EPS presente a la Supersalud -en un término de 15 días- un plan de corto y mediano plazo que permita superar las deficiencias y que deberá ejecutarse en el plazo máximo de un año.

Entre las condiciones que la Supersalud impone a la EPS en el plan de recuperación se destacan la “necesidad de conciliar las cuentas auditadas, programar los pagos con los acreedores, realizar una auditoría forense a las deudas antiguas, reorganizar geográficamente la entidad y proponer un nuevo esquema de gobierno corporativo”.

Si al vencimiento del año no se cumple el programa la Superintendencia se verá obligada, por ley, a tomar posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios de Caprecom EPS”, precisa el comunicado del organismo.

La situación financiera de Caprecom es la principal deficiencia detectada por esta entidad de control. “También se detectaron falencias en los indicadores de atención en salud, como los relacionados con la ausencia de una red de prestación, tanto de baja como de alta complejidad, en la mayoría de los municipios donde opera, y deficientes resultados en temas como la detección de cáncer de cuello uterino, mortalidad materna y esquemas de vacunación en menores de 1 año”.

Temas relacionados