Un 97% de padres considera que comida chatarra necesita mejor información nutricional

Noticias destacadas de Salud

Esto concluyó una encuesta realizada por RedPapaz a 979 colombianos. Piden que, por ley, los empaques de estos productos tengan un etiquetado más confiable.

En Colombia, como en otros lugares del mundo, la mala nutrición se está convirtiendo en una de las mayores amenazas de salud en niños y jóvenes. Problema que, claramente, está asociado a una nutrición popular pero deficiente, como lo comprobó la última Encuesta Nacional de Salud Escolar (ENSE) presentada por el Ministerio de Salud en noviembre de 2019. Por medio de esta se evidenció que el 63% de los adolescentes consume gaseosas al menos una vez al día y que el 82% come artículos de paquete.

Parte de las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado para enfrentar estos problemas, es que los etiquetados que advierten si se trata de un producto alto en grasa, azúcar o sodio sean fáciles de entender. Frontales y visibles. Hecho que no sucede en Colombia.

Etiquetados sugerido por RedPapaz

Tras preguntarle a 979 colombianos qué opinaban sobre los etiquetados de la comida chatarra, el 76% respondió que no cree que las compañías que producen estos productos ofrezcan información comprensible sobre los efectos en la salud que tiene su consumo regular. Además, el 97% consideró que es importante que los productos ultraprocesados tengan información nutricional más clara y confiable en el empaque.

Igualmente, para probar qué tipo de etiquetado es más comprensible, RedPapaz le pidió a los encuestados seleccionar cuál consideraban una mejor opción: los octágonos negros frontales, como los que se usan en Chile y se han propuestos en algunos proyectos de ley en Congreso sin ser exitosos, o los GDA, como el que se usa actualmente en Colombia.

Mientras el 67% de los encuestados opinó que los octágonos negros eran la mejor opción, el 15% seleccionó los GDA.

Ahora, para conocer cuáles efectos positivos – o negativos – podría conllevar que en Colombia se usara el etiquetado octagonal, la organización le hizo otra serie de preguntas a 395 padres y madres con hijos menores de 18 años.

El 94% de los encuestados afirmó que reduciría el consumo de ultraprocesados por parte de sus hijos si estos llevaran sellos frontales. Mientras, el 81% cree que el gobierno protege poco o nada la salud de niños, niñas o adolescentes.

Otros de los datos que lanzó la encuesta es que al 97% de los padres encuestados les preocupa la consecuencia que el consumo de productos con exceso de grasa, azúcar y sodio pueda tener en sus hijos y que el 75% ha pensado con frecuencia en reducir el consumo de ultraprocesados.

Comparte en redes: