Ariel Ahumada, el del coscorrón de Vargas Lleras, se lanza al Concejo de Bogotá

hace 29 mins

Un hospital universitario promete transformar la salud en Cartagena

La primera etapa del Hospital Universitario Carlos Haime contará con 158 camas, 98 habitaciones privadas, 1 sala de hemodinamia, 7 salas quirúrgicas y 53 unidades de cuidados intensivos.

El hospital de alta complejidad es operado por una de las instituciones más emblemáticas y mayor experticia de Colombia, la Fundación Santa Fe de Bogotá.Cortesía

El Hospital Universitario Carlos Haime, que hace parte de un proyecto aún más ambicioso en la región Caribe bautizado Centro Hospitalario Serena del Mar, entró en operación y promete transformar los servicios de salud en la región Caribe. Hasta hoy, cientos de pacientes se veían obligados a desplazarse a otras ciudades y regiones en busca de atención para sus dolencias.

El hospital de alta complejidad es operado por una de las instituciones más emblemáticas y mayor experticia de Colombia, la Fundación Santa Fe de Bogotá y fue diseñado por el reconocido arquitecto Moshe Safdie.

La primera etapa del Hospital contará con 158 camas, 98 habitaciones privadas, 1 sala de hemodinamia, 7 salas quirúrgicas y 53 unidades de cuidados intensivos. Su capacidad total se irá completando a medida que la demanda lo vaya exigiendo, cuando esta sea alcanzada podrá atender entre 70.000 y 80.000 urgencias al año.

“Uno de los componentes más importantes para la recuperación de los pacientes es el entorno, teniendo en cuenta que está al nivel del mar; con un diseño arquitectónico, en el que la naturaleza juega un papel fundamental, que aporta de manera significativa a la recuperación de los enfermos”, comentaron sus directivas a través de un comunicado.

El hospital está ubicado dentro del complejo urbanístico Serena del Mar que abarca más de 17 mil unidades residenciales. Cada una de las zonas del edificio mantienen una vista a un lago y a los jardines circundantes.  Cartagena, primer destino turístico de Colombia, no contaba con un centro de excelencia en atención médica hasta ahora.

El compromiso con la sostenibilidad ambiental es uno de los componentes adicionales que lo destacan de otras instituciones en Latinoamérica. Un porcentaje de la energía que utilizará vendrá de paneles solares ubicados en su techo. Asimismo, el 100% de la dotación y equipamiento médico será ahorrador de energía y agua. La institución médica le apunta a lograr la certificación LEED en categoría Oro para hospitales sostenibles y la certificación EDGE del Banco Mundial.

La apuesta por la tecnología también es robusta. De acuerdo a un informe divulgado por la institución, la robotización de los servicios jugará un rol importante en la atención. En la operación de la farmacia, del laboratorio clínico y del almacén se integrarán robots.

“La farmacia robotizada facilitará el despacho de medicamentos de manera eficiente, minimizando a la vez los riesgos de cometer errores en la administración de las medicinas”, explicaron sus directivas.

“Siendo este un hito en la atención hospitalaria en Latinoamérica porque le permitirá a los médicos y enfermeras validar, en tiempo real, los horarios y las dosis en la administración de los fármacos a todos los pacientes”, añadieron.