Una campaña para eliminar los productos “milagrosos” de internet

El Invima lanzó una iniciativa para evitar que los usuarios compren artículos que prometen soluciones a problemas de salud, pero que no cuentan con registro sanitario ni soporte científico. En el último año de retiraron del mercado 4 millones de productos.

Pixabay

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) lanzó una iniciativa para advertir a los colombianos sobre los productos que se suelen vender en internet bajo la promesa de una cura “milagrosa”, pero que realmente no tienen ningún soporte científico ni ningún permiso de las autoridades.

“¡Ojo con los milagrosos sospechosos!” es el nombre de la campaña con la que esta entidad quiere evitar que los colombianos pongan en riesgo su salud comprando este tipo de artículos. Según el Invima, desde 2016 han sido retiradas cerca de 7.700 publicaciones electrónicas de productos fraudulentos.

Como lo advierte ese organismo en la página web de la iniciativa (www.milagrossospechosos.com), hay campañas publicitarias con las que hay que tener cuidado. Para mostrarlo utilizan varios ejemplos recreados con los que pretenden llamar la atención. Uno, el de un “complemento alimenticio del futuro” llamado Maximator. Otro, el de un gel llamado capilgrow, para estimular el crecimiento del pelo.

“Uno de los espacios más usados para comercializar es Internet. Allí encuentran productos de todo tipo que prometen resultados milagrosos pero que desafortunadamente son ilegales y ponen en riesgo la salud de los colombianos. Por eso nuestro interés en esta campaña de educación preventiva es promover, a través de mensajes sencillos, cercanos y con mucho humor, un consumidor informado que cuide su salud”, dijo Guzmán Cruz, director general del Invima.

Algunos de los artículos que se suelen publicitar con más frecuencia son los suplementos dietarios y los potenciadores sexuales. También es usual encontrar cosméticos. En total, en el último año se han retirado más de 4 millones de productos del mercado.

Como lo dice el Invima, muchos de éstos, que prometen supuestas “bondades milagrosas”, “contenían sustancias no autorizadas como sibutramina, sildenafilo y metilhexanamina, las cuales pueden convertirse en un peligro para la salud y la vida de quiénes la consumen”.